LA ZURDA

¿Quiénes eran los enemigos de España?: el Catecismo Patriótico Español

En estos tiempos de actualización del discurso político sobre los supuestos enemigos de España, de un remozado contubernio con nuevos protagonistas incluidos no viene mal volver al pasado para recordar quiénes eran esos enemigos que el integrismo, la extrema derecha, el nacionalcatolicismo e ideologías y sectores afines construyó para sus fines.

En este empeño nos acercamos a los inicios del franquismo.

El Catecismo patriótico español del padre dominico Albino González Menéndez-Reigada -obispo de Tenerife en los años veinte y de Córdoba en los cuarenta es un ejemplo claro del nacionalcatolicismo de la primera hora del franquismo. Fue declarado texto escolar por una orden del Ministerio de Educación Nacional del día 1 de marzo de 1939, es decir sin haber terminado oficialmente la guerra civil. Pero aquí nos interesa más la clasificación que inserta sobre los enemigos de España para que los niños y niñas estuvieran alerta. Los tres grandes enemigos de España serían, pues los siguientes:

-El liberalismo.

-La democracia.

-El judaísmo.

Los demócratas y los liberales habrían sido vencidos en la guerra, o Gran Cruzada, pero el autor temía que no hubieran sido aniquilados. Podían estar escondidos como «sabandijas», y trabajando en la sombra  podrían envenenar el ambiente. Así pues, habría que estar alerta y vigilar. Conviene destacar la idea de aniquilación en un texto escolar y escrita por un religioso. La represión se manifestó de diversas formas y los alumnos, además de ser adoctrinados en los nuevos valores, podrían convertirse también en agentes para combatir a los supuestos enemigos de España.

Sobre este Catecismo se puede consultar el artículo de Enrique Miret Magalena, «Catolicismo y Franquismo», Historia 16, nº 115, (1985), pág. 68.  

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.