ÚNETE

El Gobierno de Largo Caballero frente al cobro indebido de alquileres en las fincas incautadas

En artículos anteriores en este medio estudiamos los cambios en relación con los alquileres que introdujo el Gobierno de Largo Caballero. En uno de ellos explicamos cómo se habían declarado nulas las fincas incautadas, y que los alquileres que se pagaban a las entidades políticas, sindicales o a los Comités de Vecinos debían cesar, para ser pagados a las Juntas de Fincas urbanas incautadas, creadas al efecto, a través de administradores y porteros.

Pues bien, en este nuevo artículo de esta serie monográfica sobre los alquileres en la República en guerra, veremos qué había incumplimientos a lo dispuesto en el decreto de 29 de septiembre de 1936, y cómo reaccionó el Gobierno en el mes de octubre.

Efectivamente, se había detectado que personas que se decían representantes sindicales habían pasado recibos a los inquilinos. El Ministerio de Hacienda tuvo que dar disposiciones adicionales al decreto mencionado donde se especificaba que ningún administrador ni portero podría cobrar un recibo que no viniera de un organismo oficial autorizado para administrar estas fincas. Los que no cumplieran con lo establecido podrían ser detenidos, “como enemigos del régimen”.

Se publicaron teléfonos para denunciar coacciones a porteros o inquilinos sobre el cobro de recibos indebidos. La orden pedía que los ciudadanos denunciaran estos hechos.

Los Ministerios de Gobernación y Hacienda habían ordenado que fueran inmediatamente detenidos los administradores que cobrasen recibos por encargo de alguna entidad política o sindical, los porteros que hicieran lo mismo o que aconsejaran a los inquilinos que pagasen, pero también los propios inquilinos que se avinieran a pagar indebidamente los alquileres, lo que puede ser interpretado como que parecía que el incumplimiento de lo dispuesto en septiembre estaba muy extendido, ya que se estaba tomando una medida drástica, con detenciones. Por otro lado, no debemos olvidar que se estaba en tiempo de guerra. El pago indebido no eximía de pagar al Estado, por fin.

Hemos consultado el número 8272 de El Socialista.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.