Quantcast
ÚNETE

Del juez al procurador: Seis voces ante la vuelta a los juzgados

  • Escrito por Miriam Mejías y Rafa Martínez
  • Publicado en Crónicas
Una juez durante la celebración de un juicio celebrado telemáticamente en el juzgado n1 de lo Contencioso-Admnistratio de Elche. EFE/MORELL Una juez durante la celebración de un juicio celebrado telemáticamente en el juzgado n1 de lo Contencioso-Admnistratio de Elche. EFE/MORELL

 Centrados estos meses en asuntos esenciales, jueces, fiscales, abogados y demás operadores jurídicos se preparan para su particular normalidad, en la que les espera un alud de causas y deberán despedirse del habitual trasiego de los juzgados y asumir que una pantalla se convertirá a veces en sala de vistas.

Con los juzgados en la fase 2 de su propia desescalada y más de la mitad de la plantilla de vuelta, la casilla de salida sigue situándose en el próximo jueves, día 4, cuando se reactiven los plazos procesales.

Un juez, una fiscal, un abogado, un procurador, un letrado de la Administración de Justicia y un funcionario analizan con Efe cómo han sido estos meses y sus previsiones a medio plazo, cuando se augura un aumento de casos, sobre todo en cuestiones laborales, de familia o asuntos relacionados con la pandemia.

-"LA JUSTICIA SIEMPRE HA FUNCIONADO Y SIEMPRE FUNCIONA"

Desde su Juzgado de Primera Instancia 15 de Vigo, Daniel Tomás se dedica al Derecho de familia. Es "optimista", pero admite que la incertidumbre es "absoluta" en unos juzgados ya sobrecargados con "casi tres meses de juicios suspendidos" que habrá que "reubicar".

Acostumbrado al teletrabajo y convencido de que "ha venido para quedarse" en la Justicia, el magistrado ve sin embargo "inviable" los juicios telemáticos en una jurisdicción donde es tan importante la mediación y el contacto: "Me genera muchas dudas".

De lo que no duda es de "que nadie va a tener problema en arrimar el hombro" porque la "Justicia siempre ha funcionado y siempre funciona". "Representamos un poder del estado que lleva un compromiso.

El médico que no ha tenido Epis ha arriesgado su vida y lo ha hecho. Nosotros tenemos que resolver los problemas de los ciudadanos, que es para quienes trabajamos", asegura.

- LOS MEDIOS PERSONALES QUIZÁ NO SEAN SUFICIENTES

Con el "grueso" de causas tramitadas telemáticamente y el 100% de los fiscales teletrabajando, la digitalización ha permitido "un escenario de trabajo más operativo que el tradicional papel", según Isabel Gómez, fiscal jefa de Cuenca, donde incluso se ha abierto un sistema con el Colegio de Abogados para llegar a acuerdos que el acusado solo tendrá que ratificar cuando se celebre el juicio.

Pero esto no tiene "nada que ver", resalta, con otros lugares como Madrid o Barcelona dada la "falta de uniformidad", denunciada por la Asociación de Fiscales, a la que pertenece.

Se presenta ahora "un escenario inédito" ante el que esta fiscal reivindica más plantilla: "Los medios personales, el elemento más valioso de la Administración de Justicia, con una capacidad de trabajo enorme y trabajando más del 100%, como se ha hecho, quizá no será suficiente". -

"PARA QUE LA JUSTICIA SEA MÁS JUSTA DEBE SER RÁPIDA"

Estos meses José María Hernando ha recibido muchas consultas, sobre todo de ERTEs, que, admite este abogado, han dado "aire" a las empresas. Con la anterior crisis económica en mente, le preocupa que "la Justicia no sea rápida".

"Señalar juicios y que no salga sentencia no es acelerarlos", explica, porque el trabajador no cobra y se desconoce cuál será la situación económica de la empresa cuando haya fallo.

Recela de las vistas telemáticas para ciertos procedimientos donde es importante "el peso de la Sala" y tener a un magistrado enfrente, y asume que en esta etapa en la que debe imperar la "distancia de seguridad", los jueces deberán calibrar mucho para espaciar las vistas y evitar aglomeraciones. Eso, recuerda este abogado laboralista, también puede traducirse "en un nuevo retraso".

- TOCA POTENCIAR LA JUSTICIA DIGITAL

En el Juzgado Social 3 de Madrid, donde Ismael Pérez ejerce como letrado de la Administración de Justicia (secretario judicial), un "número moderado" de asuntos quedaron pendientes, aunque él pudo teletrabajar.

Por ello ve "una oportunidad en esta crisis para potenciar la Justicia digital", aunque con más tiempo porque "son muchas las administraciones y agentes implicados".

Prevé "un aumento importante de la litigiosidad" en despidos, extinciones de contratos y demandas derivadas de la normativa durante el estado de alarma. Y aunque "la jurisdicción social es ágil", dice que "en Madrid está desbordada" y que el escenario inminente complicará aun más las cosas.

Poco a poco se están adoptando medidas organizativas y tecnológicas para paliar esta situación, "pero queda mucho camino por recorrer".

- JUZGADOS AÚN AFERRADOS AL PAPEL

Pocos asuntos pendientes dejó David Mohedano, funcionario de un Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Colmenar Viejo. Pero parece que los expedientes paralizados y los nuevos se apilarán en su mesa, porque siguen "aferrados al papel a causa de las limitaciones técnicas", si bien el "escenario actual sería el idóneo" para impulsar de una vez por todas la Justicia digital.

Cree que "la forma de trabajar será prácticamente igual a la de hace dos meses, con la salvedad de una serie de medidas de seguridad", ninguna más importante como salvar la brecha digital. Los geles, guantes y mascarillas protegen pero instaurar un servicio de cita previa y potenciar las gestiones online serían más eficaces para conseguir limitar cuanto se pueda las actuaciones presenciales, explica.

-"TENDREMOS QUE CAMBIAR POR COMPLETO NUESTRA RELACIÓN CON LOS TRIBUNALES"

Noel de Dorremochea, procurador, ha estado trabajando en un 95 % a distancia y cree que "el futuro deberá ir en ese sentido", lo que "conlleva un cambio de mentalidad en los operadores jurídicos que forzará una justicia menos oral y más escrita".

Para anticiparse al más que "probable colapso", hace falta "voluntad" para "evitar los tramites en papel y las vistas". Ahí los procuradores son "auténticos expertos" por su conocimiento de Lexnet, el sistema de notificación telemático.

"El futuro se presenta indudablemente distinto", especialmente para ellos, que "despliegan su labor en las sedes judiciales". "Tendremos que cambiar por completo nuestra relación con los tribunales", admite. Él está listo. EFE.