Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Los expatriados dejan el Golfo

  • Escrito por Omnia al Desoukie
  • Publicado en Crónicas
La pandemia del coronavirus ha hecho mella en los expatriados del golfo Pérsico, trabajadores cualificados y no cualificados que representan una desorbitada parte de la mano de obra en la región y que en muchos casos están abandonando la región por el cierre de empresas y el alto costo de la vida. EFE/EPA/NOUFAL IBRAHIM La pandemia del coronavirus ha hecho mella en los expatriados del golfo Pérsico, trabajadores cualificados y no cualificados que representan una desorbitada parte de la mano de obra en la región y que en muchos casos están abandonando la región por el cierre de empresas y el alto costo de la vida. EFE/EPA/NOUFAL IBRAHIM

La pandemia del coronavirus ha hecho mella en los expatriados del golfo Pérsico, trabajadores cualificados y no cualificados que representan una desorbitada parte de la mano de obra en la región y que en muchos casos están abandonando la región por el cierre de empresas y el alto costo de la vida.

Los expatriados del Golfo conforman el 88 % de la población de Emiratos Árabes Unidos (EAU), el 75 % en Kuwait, el 65 % en Catar, el 48 % de Baréin y el 37 % en Arabia Saudí. Todos los de la región suponen el 10 % de los trabajadores migrantes del mundo, según datos de 2018 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En las últimas semanas, decenas de miles de trabajadores extranjeros se plantaron durante días frente a sus consulados para lograr una plaza en los vuelos de evacuación después de perder sus empleos en Emiratos a causa de la pandemia.

En su mayoría eran trabajadores no cualificados que se encontraban ante la suspensión de negocios en los que trabajaban prácticamente viviendo al día, pero el efecto de pandemia va más allá de la mano de obra no cualificada.

Oxford Economics Oriente Medio estima que el desempleo derivado de la pandemia y sus repercusiones haga caer un 13 % el empleo en el Golfo, con una pérdida de unos 900.000 puestos en EAU y 1,7 millones en Arabia Saudí.

Un reciente informe de la compañía Jadwa Investment calcula que cerca de 1,2 millones de trabajadores extranjeros podrían abandonar Arabia Saudí este año.

La OIT afirma que no hay cifras generales aún de ese impacto, pero el Gobierno de la India ya estimó que cientos de miles de sus trabajadores afincados en el golfo retornarían a casa, mientras que entre el 10 % y el 30 % del medio millón de nepalíes en la región podrían perder sus puestos de trabajo.

"Nos estamos haciendo una idea de cuál será la escala de los retornados, se están conociendo más números pero están saliendo de sus países de origen", explicó a Efe el especialista en Migraciones de la OIT para las naciones árabes, Ryszard Cholewinski.

Esta no es la primera vez que se produce una fuga de la mano de obra inmigrante en la región, que ya vivió algo parecido durante la crisis financiera de 2008, si bien la diferencia radica en esta ocasión en que sectores como el turismo, el petróleo y la construcción ya tratan de recuperarse.

En principio proyectos de alcance universal como la Expo 2020 que organiza Emiratos Árabes Unidos y el Mundial 2022 de Catar no parecen estar en peligro por la falta de mano de obra, pero otros proyectos muy dependientes de ellos, sobre todo en la construcción, sí podrían verse afectados.

TRABAJO LOCAL

Para el director ejecutivo de la consultora Fursa, Abdul Moiz Khan, la salida de mano de obra extranjera dará opciones al personal local.

"Habrá oportunidades para los gobiernos de crear suficientes empleos para sus ciudadanos", indicó a Efe Khan, para quien el nuevo escenario permitirá abaratar los costes de contratación al eliminarse o reducirse los gastos en visados o seguridad social, dejando un excedente que las empresas pueden compartir con sus empleados.

También para el director de JAM Consultancy-GRC Learning Consulting, Arnaud Bertrand, la situación supone una "oportunidad" para equilibrar progresivamente el papel de los locales en la economía y animar a la juventud a que se una al sector privado.

"Podría ser más complejo para los expatriados volver rápidamente y por tanto una oportunidad para estimular el empleo doméstico", señaló. Emiratos, con la sexta mayor población inmigrante del mundo, tiene un sector privado más diverso y, por tanto, más capacidad para mantener a los expatriados dentro de sus fronteras.

Así las cosas, mientras el resto de países del golfo están optando por recortar los puestos de trabajo de los expatriados en favor de los locales, en EAU no es posible implementar este enfoque debido a su "economía mosaico" o variada actividad económica, apuntó a Efe el director gerente de la consultora laboral emiratí TBH.

Mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) advierte de que mantener a los expatriados ayudará a restablecer los servicios básicos en las economías, las compañías apuestan por la reducción y la oferta sólo de puestos realmente necesarios.EFE.