Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Textos sobre la persecución de los gitanos en la España del Antiguo Régimen

En un anterior artículo en El Obrero se estudiaron las claves de la persecución que padecieron los gitanos en la España moderna. En este nuevo trabajo queremos rescatar textos fundamentales sobre dicha persecución.

Pragmática de Medina del Campo de 1799 de los Reyes Católicos

“Mandamos a los egiptanos que andan vagando por nuestros reinos y sennorios con sus mujeres e hijos, que… no anden vías juntos viajando por nuestros Reinos como lo hacen, o dentro de otros 60 días primeros, salgan de nuestros reinos y no vuelvan a ellos en manera alguna so pena que si en ellos fueren hallados o tomados, sin oficio, sin señores, juntos, pasados los dichos días, que den a cada uno 100 azotes por la primera vez y los destierren perpetuamente de estos reinos y por la segunda vez los corten las orejas y estén 60 días en la cadena y los tornen a desterrar..”

Pragmática de 1619 de Felipe III

“…y que los que quisieren quedar sea avecindándose en ciudades, villas y lugares destos nuestros Reinos, de mil vecinos arriba y que no puedan usar el traje, nombre y lengua de gitanos y gitanas, sino pues no lo son de nación, quede perpetuamente este nombre y uso confundido y olvidado. Y otrosí mandamos que por ningún caso puedan tratar en compras ni en ventas de ganados ni mayores ni menores, lo cual guarden y cumplan so la misma pena…”

Pragmática de 1633 de Felipe IV

“…Y mandamos a todas las justicias que teniendo noticia de que andan gitanos en su partido o salteadores, se reúnan todos y con la prevención necesaria de gentes, perros y armas, los cerquen, prendan o maten. Y si los prendieren, a los gitanos y gitanas que, por algunas causas justas, no merecieren pena de muerte ni galeras, queden esclavos por toda la vida…”

Pragmática de 1695 de Carlos II

“…Se ordena a todos los gitanos avecindados, que comparecieran ante las justicias correspondientes para hacer constar sus nombres y apellidos, el de sus cónyuges e hijos, y el oficio en el que trabajaban, así como las armas, casas y animales que poseían. Una vez transcurridos treinta días concedidos para elaborar este censo, aquellos gitanos que ocultaran estos datos, serían condenados a galeras, si hombres, o a azotes si fuesen mujer. Pero aquellos que no se sometieran al censo, podrían ser expulsados del país…”

Pragmática de 1717 de Felipe V

“Pena de seis años de galeras y cien azotes y destierro para las mujeres. Ocho años de galeras y doscientos azotes para las mujeres si no ejercen. Ocho años de galeras y doscientos azotes para los que usen armas. Ocho años para los que vayan a ferias. Seis años de destierro si usan su traje y lengua. Seis años de destierro si salen de sus vecindarios. Pena de muerte para los acuadrillados”

Pragmática de 1783 de Carlos III

“…los que llaman y dicen gitanos, no lo son ni por origen ni por naturaleza, ni provienen de raíz infecta alguna...”

Se han consultado los textos en el trabajo de Jesús María Aparicio Gervás, Breve recopilación sobre la historia del Pueblo Gitano: desde su salida del Punjab hasta la Constitución Española de 1978. Veinte hitos sobre la “otra” historia de España, en Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, vol. 20, nº 1, (2006), págs. 141-161. Universidad de Zaragoza.