Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Consecuencias de la acción política socialista: los resultados electorales

Para finalizar el ciclo de artículos relacionados con los orígenes del socialismo en la provincia de Cáceres, vamos a reseñar las consecuencias que tuvieron sus primeras iniciativas políticas y el hecho de cómo calaron sus ideas en las primeras convocatorias electorales.

La relación entre la creación de Agrupaciones, las bases ideológicas y su plasmación práctica, la podemos ver en los resultados electorales. Vamos a centrarnos fundamentalmente en el periodo de nuestra Historia donde tuvimos más presencia en las instituciones que fue la II República.

A continuación haremos un resumen general de dichas llamadas a las urnas durante el periodo republicano momento de gran expansión para el PSOE provincial (sí que se pueden citar como antecedentes los primeros concejales socialistas en algunos ayuntamientos en los años previos a la proclamación de la II República):

Comencemos por las elecciones municipales: la legislación electoral permitía, a través de su artículo 29, que en aquellas circunscripciones donde no resultasen proclamados candidatos mayor número que los llamados a ser elegidos, la proclamación equivale a la elección. De esta forma, ante las elecciones del 12 de abril, se cuenta con datos, tanto de concejales electos en virtud de este artículo, como los nacidos del sufragio de las urnas el día 12. Una vez proclamada la República se producirá el nombramiento en muchos municipios de Comisiones Gestoras y se volverán a repetir en bastantes casos las elecciones el 31 de mayo de 1931. Hemos recogido de las fuentes oficiales los el número y a veces el nombre de los concejales socialistas, con la dificultad que se produce en numerosas ocasiones a la hora de la identificación de la afiliación. Todo ello se puede consultar pormenorizadamente en los Apéndices, si bien con la salvedad de que los datos deberán irse completando.

El 28 de junio de 1931 se convocaron elecciones generales a Cortes Constituyentes. Al igual que sucede en buena parte de España, en la provincia de Cáceres observamos como la candidatura republicano-socialista (con personajes como los socialistas Antonio Canales, Ángel Rubio y Juan Canales) obtuvo un respaldo mayoritario. Los datos concretos de promedios de voto fueron: 46.73% de los votos para dicha candidatura, seguida muy de lejos por la presentada por el Partido Republicano Radical, con Lerroux y Giral a la cabeza, que obtuvo el 33.45% mientras que las derechas, atomizadas, quedan relegadas a porcentajes muy minoritarios2.

El 4 de octubre de 1931 y con el objeto de cubrir la vacante dejada por Lerroux, se produce una nueva llamada a las urnas. Con tan sólo dos candidatos que concentren la atención, será el socialista Valiente con 37.371 votos frente a los 25.852 del republicano radical Aguilera, quien se lleve la victoria3.

El 19 de noviembre de 1933 tendremos otra vez jornada electoral. Los resultados serán en la provincia de Cáceres completamente distintos a los de junio de 1931, si bien hemos de precisar que siguieron la misma tónica que en el resto del Estado. En este sentido añadamos que la candidatura republicano-socialista se había disuelto, ahora se presenta cada partido de la coalición prácticamente en solitario, mientras que las derechas, han aprendido la lección anterior y en esta ocasión se presentan más unidas. Así, aprovechando las oportunidades que permite la ley electoral, que favorece a las mayorías, agrupadas en bloques, en detrimento de los partidos que van en solitario, obtendrán un resonante triunfo. Los resultados, en síntesis, fueron los siguientes: la CEDA logra el 61.58% de los votos, los socialistas (con una candidatura que cuenta como miembros más destacados con Romero Solano y Granado Valdivia) se quedan en el 33.34% y a partir de ahí, el recuento es meramente testimonial: el 0.57 para Izquierda Independiente (escisión del PSOE), Coalición Republicana el 2.56, el PCE el 0.83%, el Partido Republicano Radical Socialista Independiente, el 0.40%…

Finalmente el 16 de febrero de 1936 se produjeron unas elecciones generales marcadas por la polarizada división de la sociedad española en torno a dos grandes bloques políticos: el Frente Popular y la CEDA, que en la provincia de Cáceres van a quedar prácticamente empatados, pero que dada la distribución que marcaba la legislación electoral, permitió al FP alzarse con 7 escaños frente a los 2 de la CEDA. Los resultados fueron los siguientes: el FP (en cuya lista iban los socialistas Romero Solano, Granado Valdivia y Bermudo Ardura) sumó 96.960,57 votos mientras que los candidatos de la CEDA se quedaron con un promedio de votos de 93.577,574.

De la Dictadura a la vuelta a la Democracia

Tras la guerra civil, entraremos en un periodo oscuro de clandestinidad donde, con paso lento pero firme se van poniendo de nuevo las bases para la recuperación de las ideas socialistas en libertad.

A nivel nacional pueden consultarse los debates de los Congresos del PSOE en el exilio a través de un trabajo que realizamos al efecto. En nuestra provincia y fruto de la feroz represión tendremos que esperar a advenimiento de la Transición para ya, en Democracia, recuperar la herencia de las primeras Agrupaciones.

Poco a poco se fueron restaurando y en muchos casos creando nuevos focos de socialismo activo en la provincia de Cáceres. Las primeras elecciones municipales y generales fueron la prueba de fuego. A partir de entonces el socialismo cacereño no ha dejado de crecer.

Hemos sido gobierno en todo tipo de instituciones y somos un Partido con aspiraciones a consolidar nuestra presencia en defensa de unas ideas con más de 140 años de Historia.

En la profundización del conocimiento de los logros del socialismo en tiempos recientes, del papel de la mujer, de los primeros alcaldes y concejales, del aumento progresivo de la militancia…. En definitiva de la transformación y modernización de nuestra tierra estamos ahora embarcados. 

- Ayala Vicente, Fernando: “Las elecciones en la provincia de Cáceres durante la Segunda República”. Editora Regional de Extremadura. Mérida. 2001, pp. 41-45.

2 Actas del Censo electoral. Junio de 1931. AH de la Diputación de Cáceres.

3 Ibidem. Octubre de 1931.

4 Estos son datos oficiales, consultada otra fuente procedente del Gobierno Civil nos da una diferencia también escasa, pero a la inversa: 91.473 frente a 95.184’14. No obstante, poco después en las Cortes se discutirían estas Actas llegando a la conclusión de que no había variación con respecto a los resultados oficialmente proclamados.

Doctor en Historia. Profesor de Enseñanza Secundaria. Autor de numerosos libros y artículos. Conferenciante, ponente y coordinador de Cursos de Formación. Jefe de Servicio en la Consejería de Educación. Ha recibido premios en Congresos de Historia y formó parte de un equipo de investigadores de la UEX y de otras asociaciones. Miembro de varios Jurados culturales, así como del Consejo Asesor de Publicaciones de la Institución Cultural El Brocense. Secretario de Educación en la Ejecutiva Local del PSOE de Cáceres, de Análisis de Historia del Socialismo en la Provincial de Cáceres y de Memoria Democrática en la Regional de Extremadura. Colaborador habitual en la prensa escrita regional y en medios digitales. Analista político en programas de radio. Diputado autonómico en la IX y en la X Legislatura.