Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

11/12/1931, El Presidente de la II República Española, Niceto Alcalá-Zamora y el presidente de las Cortes, Julián Besteiro, salen del Congreso tras la ceremonia oficial de nombramiento como Jefe del Estado. Foto Luis Ramón Marín / FPI. Enhanced/Colorized https://twitter.com/latinapaterson/status/1295710672374902785/photo/1

1926, Francisco Franco y Millán Astray se abrazan mientras cantan junto a otros legionarios del Cuartel de Dar Riffien (Ceuta). Foto Bartolomé Ros. Archivo Familia Ros Amador. E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1296608050111971329/photo/1

20/10/1935. Manuel Azaña de Izquierda Republicana durante el mitin en el denominado Campo de Comillas de Madrid donde reunió a unos 400.000 asistentes. Foto Luis Ramón Marín / FPI. Enhanced/Colorized https://twitter.com/latinapaterson/status/1296425508675170304/photo/1

1933. Indalecio Prieto, Ministro de Obras Públicas, y Secundino Zuazo, arquitecto, visitan junto a un grupo de personas las obras de los Nuevos Ministerios y la prolongación de La Castellana de Madrid. Archivo Fundación Indalecio Prieto. E/Coloreada
@f_indaprieto https://twitter.com/latinapaterson/status/1298216791991361536/photo/1

14/04/1931. El capitán de zapadores Pedro Mohíno, enarbolando una bandera tricolor, entrando en una abarrotada Puerta del Sol de Madrid, durante la celebración multitudinaria de la victoria electoral republicana y la llegada de la II República Española. NAC. Imagen coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1295527874003443712/photo/1

07/04/1931. La abogada madrileña Clara Campoamor durante el mitin electoral de la conjunción republicanosocialista, ante más de 6000 personas, junto a Unamuno, Usabiaga, López-Reblet y Tellería en el Frontón Urumea de San Sebastián. Foto Martín Ricardo / Kutxateca E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1296845245129330689/photo/1

1934. El poeta Federico García Lorca, posa con la actriz Lola Membrives y el escritor Eduardo Marquina en el interior de la Estación del Norte de Madrid. Archivo EFE. Enhanced/Colorized https://twitter.com/latinapaterson/status/1295464019009077254/photo/1

1935, Retrato de Julián Besteiro Fernández (1870-1940) catedrático y político español. Foto Manuel Portillo / RABSF. E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1315953276513333254/photo/1

1932, Recibimiento de la guardia republicana al presidente de la II República Española D. Niceto Alcalá-Zamora en la Estación del Norte de San Sebastián. Foto Martín Ricardo / Kutxa. E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1318079241993572352/photo/1

previous arrow
next arrow
Slider

UGT insta a eliminar las desigualdades digitales de los ciudadanos y las empresas


  • Escrito por UGT
  • Publicado en SINDICATOS

Distintos datos evidencian los déficits y carencias digitales de España respecto a otros países, pero la pandemia también ha reflejado las desigualdades digitales que existen en nuestro país. Desigualdades que tenemos que superar para construir un país con futuro.

Así, la publicación por parte del INE de la Encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de información y comunicación en los hogares, correspondiente al año 2020, constata una lenta mejoría en términos generales de conectividad, pero también continúa demostrando que:

2,11 millones de personas no disponen de Internet en sus domicilios y hasta 753.000 viviendas no tienen conectividad digital.

8 millones de conciudadanos no usan una herramienta básica como un correo electrónico; el 22% de los españoles no saben buscar información sobre bienes y servicios en Internet y un 38% de la población desconoce la banca electrónica. Además, un 34,6% no sabe cómo comunicarse con las Administraciones Públicas por medios electrónicos, al carecer de los conocimientos necesarios; y 1 de cada 3 españoles no sabe comprar a través de Internet.

Los colectivos que más sufren esta forma de desigualdad del siglo XXI son los desempleados y habitantes de los núcleos poblacionales más pequeños.

Más de la mitad de los parados españoles únicamente acreditan competencias informáticas bajas o nulas y 1 de cada 4 cuatro no sabe enviar un correo electrónico. Por otra parte, sus habilidades digitales son 15 puntos porcentuales más bajas que las que esgrimen las personas con empleo y solo un 20% de los mismos realizan cursos online. Esta peor preparación de las personas desempleadas en competencias digitales es un hándicap clave para poder encontrar empleo, y se vincula directamente a la precariedad laboral. En un momento como en el actual, la falta de alfabetización digital es directamente proporcional a la falta de empleabilidad y a un peor desarrollo profesional.

Por otra parte, cuanto menor es el núcleo poblacional, menor es el índice de conectividad a Internet (-5% comparando una población de menos de 10.000 habitantes con una de más de 100.000), la frecuencia de uso de la web (-8%), del mail (-11%) o del WhatsApp (-5,2%) e incluso la posibilidad de ver películas online (-12,5%) o manejarse con la banca electrónica (-9,6%; se anexa gráfica ilustrativa al final del documento). Sin duda, las deficientes infraestructuras de telecomunicaciones existentes en el rural, pero en gran medida la ausencia de formación digital, explican estos elevadísimos diferenciales.

Déficits en competencias digitales de empresas y trabajadores

Por otra parte, UGT que ha publicado la segunda edición del informe “Digitalización de la empresa española” constata que:

· El gasto empresarial en TIC, aunque se recupera parcialmente del descalabro de 2019, sigue siendo un 7% menor a la de 2018, cuando alcanzó su máximo histórico. Además, sólo un 18,4% de las empresas contratan a profesionales en Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs)El 98% de las microempresas tienen déficit tecnológico, menos de un 10% de ellas hacen negocias a través de internet y únicamente un 2,5% tienen un profesional TIC en la plantilla.

· 12,6 millones de personas trabajadoras no se forman nunca en competencias digitales.

· Un 80% de las compañías nunca forman a sus empleados/as.

· Durante la pandemia, sólo un 7% de empresas asegura haberse iniciado en el comercio electrónico como forma de mantener la actividad, y un 20% considera que continuará con esta práctica al menos seis meses más.

· No obstante, todavía hay un 40% de las empresas que le otorga a la digitalización una importancia baja a medio plazo.

El sindicato reclama:

· Impulsar, de manera urgente, el proceso de transformación digital si queremos que nuestra economía sea competitiva. Si esta transformación no se realiza de manera justa para empresas y trabajadores, los perjuicios serán mayores que los beneficios.

· Fomentar políticas tendentes a la nueva era digital a través de la negociación colectiva y el diálogo social e impulsar la educación y la formación en competencias digitales. En este sentido, es preciso poner en marcha, con carácter inmediato y prioritario, el Plan sobre capacidades digitales anunciado por el Gobierno a principios de octubre.

· Establecer planes masivos de formación digital en las empresas. La formación de las personas trabajadoras es la clave de bóveda para garantizar que este proceso de digitalización del tejido productivo alcance un éxito no solo económico, sino social y laboral. Un país que quiere competir y pretende ser tecnológico no puede consentir que la mitad de su fuerza trabajadora no tenga competencias digitales.

· Dar al proceso de transformación digital una perspectiva a medio y largo plazo, superando así las barreras que suelen marcar las legislaturas. Para conseguirlo, será preciso concretar un respaldo presupuestario suficiente para acometer, por una parte, los necesarios planes de formación para toda la fuerza laboral española, y por otra, para aumentar la sensibilización y la implicación del sector empresarial ante este desafío.

· Garantizar el diálogo y el entendimiento entre el mundo de la Universidad y de la Formación Profesional con el mundo de la empresa.

· Desarrollar un marco legislativo garantista y predecible que envíe un mensaje de seguridad jurídica a todos los actores a la hora de acometer este proceso de digitalización del tejido productivo.

· Incentivar a las empresas para que aumenten radicalmente su inversión en nuevas tecnologías, introduciéndolas de verdad en sus procesos productivos, en las cadenas de valor y en la forma de organizarse y hacer negocios.

· Ante la evidencia de que, a mayor tamaño de la empresa, mayor es la prevalencia de la digitalización, se deben acometer medidas legislativas y regulatorias para consolidar nuestro tejido empresarial, favoreciendo la creación de empresas con mayor tamaño.

Media