SUSCRÍBETE

Una exposición reivindica la vigencia de Antoni Tàpies en el siglo XXI

Detalle de la obra "Diaris amuntegats" (1969), que se puede ver en la exposición "Tàpies, avui" (Tàpies, hoy). EFE 	   Detalle de la obra "Diaris amuntegats" (1969), que se puede ver en la exposición "Tàpies, avui" (Tàpies, hoy). EFE

La exposición "Tàpies hoy", comisariada por el crítico y filósofo Arnau Puig, reivindica desde la Galería Mayoral la vigencia del artista Antoni Tàpies en el siglo XXI, tras su fallecimiento hace siete años.

La exposición incluye once pinturas de medio y gran formato, que pretenden ofrecer, según Puig, "una nueva lectura de la obra del pintor" y pone el acento en "la vigencia y relevancia de su obra en la actualidad, en pleno siglo XXI".

Arnau Puig, último de los fundadores del movimiento de vanguardia Dau al Set que queda con vida, advierte, sin embargo, que "toda obra que no sea pensada para ser vendida es una obra que no existirá", y por esta razón cree que "Tàpies sólo funcionará cuando entre en el mercado".

La exposición pretende mostrar "un conjunto de obras excepcionales por su calidad y ambición, pero, sobre todo, aspira a reivindicar la obra de Tàpies, darlo a conocer a las nuevas generaciones y preparar nuevas lecturas de su obra desde el siglo XXI".

Al respecto, el comisario ha recordado que la propia Fundación Tàpies, que el artista "nunca quiso que fuera un mausoleo", ya está preparando la conmemoración del centenario de Tàpies en 2023, con la intención precisamente de "abrir nuevas perspectivas y visiones sobre la obra del pintor".

En opinión del comisario, la vigencia de Tàpies se pone de manifiesto no sólo en su lenguaje plástico experimental, sino también en su visión humanista, la reivindicación de la emoción y la poesía, la introducción de las filosofías orientales, con un magistral uso del vacío como un elemento más en la tela, y su compromiso cívico y social.

El recorrido expositivo se inicia en 1958 con la obra "Rectángulos", cuando Tàpies ya ha consolidado su lenguaje pictórico, ha participado en la Bienal de Venecia, donde ha ganado el premio Unesco, y ha sido galardonado con el primer premio del Carnegie Institute de Pittsburgh.

Alterando la concepción tradicional de la superficie pictórica y convirtiéndola en una especie de muro, Tàpies introduce incisiones, garabatos, marcas, caligrafías, huellas y objetos enganchados, una manera de trabajar que se convirtió en una constante a lo largo de toda su trayectoria.

En su primer viaje a París en 1950, el artista, ha explicado hoy Puig, ya había evolucionado desde el realismo mágico de Dau al Set a una obra basada en "el collage, la pintura, fuera pintada o emplastada, en cualquier soporte, en hilos, incisiones y grafitos".

Después de París, Tàpies avanzó y apostó por la abstracción informal y "pasó decididamente al informalismo en 1954", una evolución que convirtió sus pinturas en "espacios matéricos que objetivamente no reflejaban nada más que el yo de su autor".

Ilustran ese carácter matérico en la muestra obras como "Almenas" (1959), "Agujeros y clavos sobre blanco" (1968), "Ocre con seis collages" (1973) o "Diarios amontonados" (1969). La obra de Tàpies, como se puede ver en las pinturas de la exposición, siempre incorporan elementos ligados a la realidad, sea objetiva o subjetiva.

En el caso de la técnica del collage, por ejemplo, el artista barcelonés busca "enganchar" objetos queridos, apreciados o que le recuerdan experiencias personales, como en "Nuat" (1997), que incorpora en el centro una matrícula de coche.

Esta "emoción" también está presente en los números, letras e inscripciones en la superficie pictórica, como en el monumental "Díptico negro con cruces" (1988).

La muestra se complementa con un libro-catálogo que recupera textos históricos de los años 60 y 70 de Dan Evans, Roland Penrose, Yvone Taillandier y Michel Tapié, así como entrevistas en profundidad a los cuatro directores de la Fundación Tàpies: Manuel Borja-Villel, Nuria Enguita, Laurence Rassel y el actual, Carles Guerra, que coinciden en "la falta de una relectura y una resituación del artista en el siglo XXI".

"Tàpies hoy" inicia la conmemoración del 30 aniversario de la Galería Mayoral con un programa que incluirá su participación en ARCOmadrid y en la feria de arte más importante del mundo, TEFAF Maastricht.

Banner 468 x 60 px