Solimán López plasma en su obra la revolución tecnológica que vive la sociedad

  • Escrito por Daniela Arias Baquero
  • Publicado en Cultura
Solimán López, artista invitado de la embajada de España al Festival de arte y cultura Barcú, este viernes, 13 de septiembre de 2019, en Bogotá (Colombia). EFE/Daniela Arias 	   Solimán López, artista invitado de la embajada de España al Festival de arte y cultura Barcú, este viernes, 13 de septiembre de 2019, en Bogotá (Colombia). EFE/Daniela Arias

"El paso irrevocable" de la revolución tecnológica en el humano será expuesto a través del arte digital del español Solimán López, que presentará su obra en el festival de arte y cultura Barcú que se celebrará del próximo 17 al 22 de septiembre en Bogotá.

López, artista invitado por la Embajada de España, dijo en una entrevista a Efe que en sus piezas hace una reflexión sobre el papel que ocupan las personas en la revolución tecnológica, pues "hay una estratificación social que deviene de las telecomunicaciones.

El poder ya no es el dinero, sino la información". En su opinión, en el país existe una revolución digital que la gente debe conocer, "considerar que puede intervenir en esa construcción o poner limites si lo desea" y en la que los humanos pueden entender "su propia naturaleza gracias a las nuevas tecnológicas".

El artista, director de innovación y desarrollo en la Escuela Superior de Arte y Tecnología de Valencia, es reconocido por exponer en sus obras transformaciones en torno a la tecnología. López dijo que no solo Colombia está viviendo un cambio tecnológico sino que éste trasciende a Latinoamérica, por lo que lo consideró un momento decisivo en el que "hay una transición mucho más evidente de lo que es la actualidad con el pasado".

"La tecnología propone tantas soluciones que lo que tiene que hacer cada país es adquirir la que responda a sus necesidades, no intentar ser como los otros países", dijo. El artista hizo también una reflexión sobre la desconexión entre la "realidad" y los "anhelos" en la juventud, la cual los lleva a entrar en un estado de depresión porque las redes sociales se han convertido "en el espejo de su alma", aunque la realidad es otra.

Durante la feria Barcú el español hará una exhibición de sus piezas multimedia en el céntrico barrio de La Candelaria, donde las calles adoquinadas y las casas de estilo colonial dan a los visitantes una mirada de su obra que revela "la transición entre lo analógico y lo digital".

En la VI edición del festival "vamos a instalar dos piezas: una de ellas hace un juego de geolocalización para reflexionar qué lugar ocupamos en el mundo y qué sentido tienen las fronteras, y la construcción del espacio independiente y el espacio público".

También se instalará el "Runner", un personaje 3D que vive en internet y que lleva de manera "enfermiza" en su código ansias de correr ilimitadamente en el mundo virtual, con lo que quiere "cuestionar el esfuerzo que hay detrás de las estructuras del poder de lo digital".

La obra también está compuesta por una pieza fotográfica en la que se analiza una figura del ser humano y que pone de manifiesto cómo se asimilan las relaciones que trascienden el espacio físico.

Con todo lo anterior, López busca emitir un mensaje "positivo" sobre "el uso responsable de las tecnologías y decir a voz abierta que no tenemos nada que ocultar, que nuestra vida se puede convertir en un patio de vecinos interesante".

"El futuro nos va a llevar a la transición entre un homo sapiens como lo conocemos y un homo tecnologicus que ya ha admitido que puede utilizar un chip para entrar a su casa", concluyó.