Únete a EL OBRERO

Carlos Giménez: "Cuando dejo testimonio de unos hechos no puedo inventar nada"

  • Escrito por Pilar Martín
  • Publicado en Cultura
Carlos Giménez, considerado como el autor más importante de la historieta española de las últimas tres décadas. EFE/Toni Garriga/Archivo 	   Carlos Giménez, considerado como el autor más importante de la historieta española de las últimas tres décadas. EFE/Toni Garriga/Archivo

El historietista Carlos Giménez, uno de los padres de la viñeta española, regresa con otra crónica de "la vida real", "Mi amigo Luis y otras historias", un cómic en el que volveremos a saber de algunos de sus personajes más queridos, ésos que le sirven para "dejar testimonio de unos hechos o una época".

Contactar con Carlos Giménez siempre es como ponerse delante de un semáforo de cuyos colores puedes hacer varias lecturas: si es rojo Giménez no está y no aparecerá, pero si es verde este madrileño concede tres preguntas que se convierten en una oportunidad no solo para ahondar en su última obra, sino para saber que está bien, que sigue trabajando y que seguirá regalando su arte.

Y así ha sucedido con motivo del lanzamiento publicado por Reservoir Books -no hubo la misma suerte con el anterior libro- un reencuentro con los personajes de títulos como "Los Profesionales" o "Crepúsculo" en el que vuelve a demostrar a través de cuatro historias por qué está considerado uno de los mejores cronistas de la España contemporánea. Alguien que prefiere narrar la realidad a inventársela, aunque con matices, según cuenta a Efe.

"Soy un guionista profesional y por lo tanto sí sé inventarme historias, pero cuando cuento historias de la vida real, cuando trato de dejar testimonio de unos hechos o de una época que yo he conocido, no puedo inventarme las cosas, necesito partir de hechos reales", dice el creador de "Paracuellos".

Así lo hace porque, según sus palabras, si no se cree las historias de las que escribe y dibuja, duda "mucho" de que las crea el lector. Pero ojo, Giménez ha adelantado a Efe que "recientemente" ha terminado un libro de ciencia ficción "pura y dura" de más de doscientas páginas que se titulará "Mientras el mundo agoniza".

Referente artístico para grandes nombres de nuestra viñeta como Carlos Pacheco o Keko, en "Mi amigo Luis y otras historias" el historietista (Madrid, 1941) deja de manifiesto su fidelidad a esos valores que tanto destaca en sus personajes, aunque si algo es Giménez es leal a sí mismo y a sus criaturas, pese a que la enfermedad de la juventud, reconoce, provocó que no hiciera algunas cosas bien.

"Pero lo hecho ya está hecho y no hay que mortificarse demasiado pensando en esto, como no hay que sentirse demasiado orgulloso de las cosas que hicimos bien. Todo, lo bueno y lo malo, va en el mismo paquete.

Como yo suelo decir, la vida es como los dibujos, no hacemos lo que queremos, hacemos lo que nos sale", puntualiza. Un pasado, el profesional, que vuelve -como es recurrente en su obra- en "Mi amigo Luis y otras historias" donde volvemos a sonreír con sus amistades forjadas en la infancia, nos remueve las tripas con la historia de un moroso que nos lleva a plantearnos la paradoja de la integridad o recupera una vieja pasión que le dará alguna sorpresa.

Si del futuro hablamos, este madrileño vuelve a poner sobre la mesa un plato rebosante de sinceridad: "A la vida no le pido nada, como en el chiste, virgencita, que me quede como estoy". Aunque sí que tiene aspiraciones, terminar "felizmente" un trabajo que se trae "entre manos".

"Siempre pienso que la historia en la que estoy trabajando es, quizá, la ultima que voy a poder dibujar, pero ante la duda, y por si acaso, mientras la dibujo voy pensando en la siguiente", responde Giménez a la tercera y última pregunta.