Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

La ciudad del amor


  • Escrito por Antonio Paradas
  • Publicado en Poetas

Ciudad de amor, por el amor nacida,

que borrando las sombras del pasado

resurgiste triunfante á nueva vida

en un triunfo de paz aureolado.

 

Bella ciudad, que fresca te engalanas

con las galas de alegre primavera;

¡oh, cuan feliz sonríes, cuan ufana!,

gozando de esa vida placentera.

 

Tras días de dolor, pena y calvario,

cantas, ebria de amor, la gran victoria

que ha de sahumar, como un gran incensario,

tu nueva era de paz, triunfos y gloria.

 

Como ola gigantesca desbordada

de un tormentoso mar fiero, imponente,

la ya arcaica ciudad ruin, depravada,

arrollaste á tu paso prepotente.

 

Y sobre aquellas ruinas, al momento,

se alzó la ciudad nueva floreciente;

ciudad de sol, de luz y encantamiento,

bello oasis de amor, con nuevo ambiente.

 

Ciudad donde amorosa y arrogante

reina la majestad de la belleza

sin más ley ni más dios que la constante

soberana igualdad con su grandeza.

 

¡Amor, Ciencia y Trabajo, dignamente,

son su culto, su Dios, su religión!

Jamás se abatirá la humana frente

por necio orgullo ó pérfida ambición.

 

Todo canta á la vida en su grandeza;

todo incita al placer en su decoro

mientras ríe el paisaje con tibieza,

besado por los rayos de un sol de oro.

 

En el triunfo de luz de la mañana,

radiante de alegrías y fulgores,

la inmensa multitud oficia sana

en el divino altar de los amores.

 

Palpitan sin cesar los corazones,

y óyense musicales risas locas,

saliendo la alegría á borbotones,

hecha ritmo y canción, por cien mil bocas.

 

Cesó el sufrir, la lucha fratricida;

la razón ha triunfado noble y fuerte;

ya floreció el amor. ¡Triunfó la vida

sobre el negro fantasma de la muerte!

 

(Vida Socialista, nº del 12 de mayo de 1912)