Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Kautksy y la pequeña propiedad


Hemos rescatado un pequeño texto de Kautksy donde reflexiona sobre la cuestión de la pequeña propiedad, que pasamos a comentar en este breve apunte.

Para el socialista alemán la propiedad de los medios de producción para los pequeños productores no era un dique contra la pobreza, sino una especie de cadena de esclavitud, todo lo contrario que había sido antes de la evolución del capitalismo. En el pasado la pequeña propiedad había constituido un objetivo que proporcionaba estabilidad al labrador y al artesano, pero este tiempo había terminado.

Todavía se aludía a que, aunque la pequeña propiedad no proporcionaba riqueza sí cierta independencia a su poseedor, al pequeño patrono y al labrador. Les permitía, en fin, una libertad que no poseía el asalariado. Pero el problema se presentaba cuando la pequeña propiedad competía con la grande, no tardándose en ponerse aquella al servicio de ésta. El pequeño patrono se transformaba en un trabajador a domicilio, trabajando por cuenta del capitalista, y su casa se convertía en una dependencia exterior de la fábrica. También podía ocurrir que el pequeño propietario se convirtiese en una especie de hombre al servicio del capitalista, vendiendo los productos de la fábrica de éste y ganando algo con los arreglos, reparaciones o composturas de los productos.

Pero en ambos casos el pequeño propietario pasaba a depender del gran propietario, del capitalista. Y eso también ocurría en el ámbito rural con los labradores.

Así pues, ni independencia ni libertad. Cierto es que el pequeño propietario se diferenciaba del obrero en que poseía una pequeña propiedad, una “sombra de propiedad” en palabras de Kautsky, pero, precisamente la pequeña propiedad les impedía poder beneficiarse de la posibilidad de salarios altos cuando se producían. La propiedad, en este caso, insistía, era una esclavitud, y convertía a sus poseedores en dependientes.

Así pues, la propiedad de los medios de producción aumentaba no sólo la pobreza de los trabajadores sino también la sujeción de los propietarios pequeños.

Si esa pequeña propiedad en el pasado había sido un medio para alcanzar la libertad, ahora era, con el desarrollo del capitalismo, como apuntábamos arriba, el camino hacia la esclavitud.

Hemos empleado como fuente el número 19 de mayo de 1912 de Vida Socialista. Conviene acercarse, por su parte, a su obra La cuestión agraria, que podemos encontrar en la red, porque allí desarrolla claramente su tesis. Pensemos en el siguiente párrafo de esta obra citada:

“Aunque las personas viven en el presente, trabajan para el futuro ... El obrero asalariado industrial que todavía cree que la artesanía tiene un futuro, o el jornalero que se imagina a sí mismo como un futuro maestro, es diferente de aquel que ha abandonado toda esperanza de llegar a ser independiente dentro del actual modo de producción”

Así pues, materiales del pasado para reflexionar.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.