Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

La situación social en Zamora hacia 1920 desde la perspectiva socialista


El Comité de la Federación Obrera provincial de Zamora, a finales de febrero de 1920, emitió un detallado informe, que publicó El Socialista, a primeros de marzo, sobre la situación social y del movimiento obrero en dicha provincia.

El Comité consideraba que la situación que venía soportando la clase obrera rural en Zamora era tan “despreciable y opresora”, que revestía caracteres impropios de un país civilizado. Era un territorio al arbitrio de explotadores y caciques, que disponían a su antojo a los campesinos zamoranos.

Pero esa situación había provocado la reacción de los trabajadores para defender sus derechos. En primer lugar, cuando se había producido el auge de la explotación del carbón en León y Asturias, muchos zamoranos habían emigrado para poder trabajar, pero habían regresado trayendo, lo que podríamos nosotros calificar, de conciencia de clase, es decir, habían aprendido del poder movilizador de los mineros, y de su vinculación con el socialismo.

Esto había provocado la constitución de la Federación provincial, la celebración de congresos, y la reacción del caciquismo. Debemos recordar, por nuestra parte, y aludiendo a un trabajo que ya publicamos hace tiempo, que el socialismo nació de forma oficial en Zamora con la creación de la Agrupación Socialista en la capital en marzo de 1893, y con el acto inaugural del 4 de junio de ese año, celebrado en Liceo Zamorano y con presencia del propio Pablo Iglesias. Costó sacar adelante la Agrupación, como estudiamos en su momento, reorganizándose en 1904 y de nuevo en 1911 y en 1929.

Regresando al comunicado, la Federación exponía como el caciquismo recurría a todo tipo de engaños y amenazas en las elecciones, valiéndose hasta de la propia guardia civil. Por su parte, los alcaldes no permitían, saltándose la ley, que se celebrasen actos de propaganda. El propio gobernador civil dejaba que se cometiesen todo tipo de represalias, y hasta las alentaba. En este sentido, se aludía a la detención de Tomás Blanco, el director de Igualdad, órgano de la Federación, que no era el autor de dos artículos denunciados. Debemos recordar que Blanco fue un activo sindicalista en el ramo de la construcción, y miembro de la Agrupación Socialista de Zamora, para luego implicarse mucho en las casas baratas en los años veinte, y en la resolución de la huelga del ramo de la construcción en tiempos de la República. Su evidente protagonismo en el movimiento obrero durante tantas décadas sería la causa de su detención y fusilamiento a los pocos días del triunfo del golpe de Estado en Zamora en 1936.

El Comité insistía en la enormidad de los atropellos, avisando que podían originar un movimiento de indignación que sería imposible evitar.

Hemos consultado el número 3449 de El Socialista, además de nuestro trabajo, “Los inicios del socialismo en Zamora”, en nuestra página web edmontagut.es, y el Diccionario Biográfico del Socialismo Español.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.