#28A

El movimiento obrero madrileño frente a la celebración del dos de mayo

La Sección madrileña de la Internacional publicó un manifiesto contra la celebración de la fiesta del 2 de mayo de 1870. Francisco Mora consideraba en su trabajo sobre la Internacional en España, publicado por entregas en El Socialista a partir de 1894, que se necesitaba mucho valor para oponerse a esa fiesta en aquella época, ya que el peligro era real, como lo demostraría la violencia empleada por la denominada “partida de la porra” al año siguiente contra los trabajadores en la misma festividad.

La proclama estaba dirigida a los trabajadores de Madrid, y comenzaba con un claro llamamiento para no celebrar la fiesta del 2 de mayo. El alegato se basaba en el internacionalismo de la clase obrera frente al patriotismo, realizando una pormenorizada explicación crítica del mismo. El patriotismo sería una idea que tendía a separar a los pueblos entre sí, y a mantener vivo el odio entre los hombres que, siendo hermanos, eran empujados a creer que no lo eran por las autoridades (“tiranos y explotadores”). La idea de la patria era mezquina. La patria del obrero era el taller.

El razonamiento continuaba explicando que los vencedores del presente eran los vencidos del mañana. Además, se intentaba recordar que al lado de los héroes del dos de mayo estaban las víctimas de las atrocidades cometidas por los antepasados, ya en América, ya en los Países Bajos o Italia, en clara alusión a la política imperial española de la época moderna.

La fiesta del dos de mayo alentaba el “odio patriótico” en contra de los hermanos franceses, también extranjeros en su patria, como los españoles en la suya, gracias a cómo estaba organizada la sociedad. Los franceses no eran culpables de los crímenes cometidos por Napoleón.

El manifiesto terminaba con un claro alegato fraternal, defendiendo que las ideas que se enfrentaban a la trilogía de Libertad, Igualdad y Fraternidad era indignas, como injusto era el patriotismo.

Es importante destacar que esta crítica al dos de mayo calaría en el socialismo español posterior, como lo demostraría la contundente oposición a la celebración del centenario del dos de mayo por parte del PSOE, siempre partidario de un calendario festivo alternativo, en línea con lo que defendía y hacía el socialismo europeo.

En este sentido, nada más comenzar el año 1908 El Socialista abrió uno de sus números con un artículo con el significativo título de “No queremos centenarios”, donde se criticaba duramente el antagonismo y el odio entre los pueblos, algo que se mantendría mientras siguiera existiendo el régimen burgués, recordando el origen económico de los enfrentamientos, poniendo como ejemplo el existente entre Inglaterra y Alemania en plena paz armada con su lucha industrial. Los socialistas, además, opinaban que el odio se avivaba más o menos en función de cómo se recordasen los hechos, si se ensalzaban el comportamiento de los héroes y los sacrificios de las víctimas. Las celebraciones avivaban el odio, mientras que se disminuían si los hechos del pasado se quedaban en los libros de Historia.

En consecuencia, los concejales socialistas madrileños llevaban años manifestando su repulsa en el Ayuntamiento a los actos del dos de mayo, y mucho más en ese momento del centenario.

Para los socialistas no valía el argumento empleado por los defensores de la celebración, que consideraban que no se festejaba el odio contra los franceses, sino la libertad y la independencia. Los socialistas consideraban que la mayoría de los españoles ya no veían eso después de tanto tiempo, pero, sobre todo, parecía intolerable que fueran los que ellos consideraban como explotadores los que defendiesen esos valores de libertad y de las virtudes cívicas, cuando eran los que explotaban a la inmensa mayoría del país. Para conseguir esos objetivos de fortalecer las ideas de libertad e independencia había otros medios, otros actos y otras celebraciones, como los que se podrían hacer en relación con el progreso científico o el arte, sin olvidar que los socialistas pensaban que ellos hacían más por esas ideas luchando por conseguir más educación, en su lucha por la consecución de la plenitud de los derechos políticos, y fomentando la solidaridad.

En conclusión, los socialistas no querían mezclarse con los burgueses en esa celebración, y proclamaban que nunca estarían nunca en fiestas que ensalzasen y fomentasen sentimientos de odio o enfrentamiento con habitantes de otros países.

En el número monográfico de El Socialista sobre el primero de mayo se insistió en estas ideas, y, por fin, se hizo una intensa crítica a los actos en sí en la crónica de lo que sucedía, y que en el periódico socialista se denominaba “la semana burguesa”.

Hemos consultado los siguientes números de El Socialista: 482, 484, 1142, 1156 y 1157.

Eduardo Montagut

Doctor en Historia. Profesor de Secundaria, autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica, miembro del Grupo Federal de Memoria Histórica del PSOE.

La defensa socialista de los Comités Paritarios

En la caída de Primo de Rivera a comienzos de 1930 los socialistas emitieron su opinión favorable al mantenimiento de los Comités Paritarios, aunque con reformas, frente a las demandas de algunos medios y grupos conservadores que solicitaron su derogación.

Fernando de los Ríos frente a Miguel Primo de Rivera

Fernando de los Ríos era diputado en el Congreso de los Diputados cuando se produjo el golpe de Miguel Primo de Rivera. En este trabajo nos acercaremos a su actividad en el período de la Dictadura, a la que siempre se opuso de forma tenaz, defendiendo en el seno del Partido Socialista una ...

Tiempo de elecciones en la República

Corta fue su vida, pero en el transcurso se celebraron un número importante de elecciones, con diferentes resultados, que produjeron grandes acontecimientos, con importantes repercusiones políticas, económicas y sociales.

previous arrowprevious arrow
next arrownext arrow
Slider

EL MOVIMIENTO OBRERO: “La industria española de finales del siglo XIX y comienzos del XX experimenta un lento desarrollo.”

ARTE HISTORIA

Slider
Image is not available

LABORISMO

Fernando de los Ríos y el laborismo británico

La victoria laborista en los comicios de la primavera de 1929 causó una honda repercusión en el seno del socialismo español. El Socialista dedicó una especial atención a las noticias de las elecciones y ...

Image is not available

SOCIALISMO

Indalecio Prieto ante las Constituyentes

Indalecio Prieto, a la sazón Ministro de Hacienda en el Gobierno Provisional, realizó unas declaraciones el 11 de junio de 1931 sobre las Cortes Constituyentes que debían reunirse a partir de las elecciones del día 28 de ...

Image is not available

ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO

Albert Thomas y la OIT en Donostia en 1924

Como es sabido, la Organización Internacional del Trabajo fue creada en 1919, a partir del Tratado de Versalles. Después del intenso y rápido trabajo de la Comisión del Trabajo entre enero y abril de ese año, se elaboró ...

Image is not available

SINDICALISMO

La fundación de la UGT en 1888

El mes de agosto de 1888 constituye un hito en la Historia del movimiento obrero español, ya que se creó la primera gran organización sindical y el Partido Socialista celebró su primer Congreso, nueve años después ...

Image is not available

SINDICALISMO MINERO

Manuel Llaneza, alcalde de Mieres en enero de 1918

Manuel Llaneza Zapico (1879-1931) constituye una de las figuras cumbres del sindicalismo minero, y del socialismo asturiano y español. En el centenario de su proclamación como alcalde de Mieres, el 1 de enero de 1918 ...

Slider

1°C

Madrid

Mayormente nublado

Humedad: 82%

Viento: 11.27 km/h

  • 03 Ene 2019 11°C -3°C
  • 04 Ene 2019 8°C -5°C
Banner 468 x 60 px