El análisis socialista de las vacaciones pagadas para los trabajadores en 1929

El Socialista realizó un análisis sobre las “vacaciones obreras pagadas” en agosto de 1929 que rescatamos en este trabajo porque nos aporta información no sólo en relación con la postura socialista sino sobre la situación de esta reivindicación del movimiento obrero internacional a finales de los años veinte, en vísperas de la gran crisis.

El artículo de “Las vacaciones obreras pagadas” venía encabezado por una clara declaración: “El derecho del descanso”. La cuestión de las vacaciones pagadas derivaba, en nuestra opinión, de la anterior reivindicación internacional de las jornadas de las ocho horas, al reclamar, ocho horas para el trabajo, ocho para el descanso y ocho para el ocio. Ahora se trataba de ampliar el derecho al descanso y al ocio de la clase trabajadora, una reivindicación que terminaría por ser conquistada, y que ya existía en algunos lugares y sectores económicos en 1929. También habría que aludir al derecho anterior del descanso dominical, cuestión que en España generaría no pocas polémicas, con intervenciones del Instituto de Reformas Sociales, y denuncias del movimiento obrero por su incumplimiento, como pone de manifiesto la consulta del propio periódico El Socialista.

“Nada más legítimo que este descanso de las clases laboriosas” rezaba el artículo, sobre la reivindicación de conseguir unos días de descanso anualmente, pero con el abono correspondiente del salario. Una reivindicación que recordaba que las denominadas clases improductivas gozaban de dicho derecho cuando llegaba el calor.

Ya en el siglo XIX podemos detectar reivindicaciones en este sentido, pero hay que esperar al siglo siguiente para que se convirtieran en derecho y comenzara a generalizarse. La cuestión ya había sido tratada en la Federación Sindical Internacional y por las centrales sindicales de cada país, formando parte del programa de la OIT. Los socialistas españoles vaticinaban que las vacaciones pagadas no tardarían en imponerse, una premonición relativamente cumplida, como veríamos en el caso del Frente Popular francés en 1936, pero que tardaría muchísimo más para el caso español.

El periódico obrero socialista hacía un repaso de dónde se había conseguido aprobar las vacaciones pagadas, aunque en determinados sectores económicos, y también en el ámbito de los contratos colectivos. En el caso concreto español se hablaba del contrato de los empleados de comercio madrileño, que permitía disfrutar de quince días de vacaciones pagadas, y el de los periodistas con veinte días de descanso anuales. Por fin, también habían conseguido las vacaciones pagadas los ferroviarios, unos trabajadores especialmente combativos.

Por otro parte, el artículo ofrece una información interesante sobre la cronología de este asunto, descubriendo que, por ejemplo, en los Países Bajos a la altura de 1929 disfrutaban de este derecho el 76% de los trabajadores.

Hemos consultado el número 6406 de El Socialista, e insistimos sobre su lectura para los interesados en este tema por la información concreta que aporta de los distintos países, sobre su situación legal en la materia, y sobre los contratos.

Eduardo Montagut

Doctor en Historia. Profesor de Secundaria, autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica, miembro del Grupo Federal de Memoria Histórica del PSOE.

1°C

Madrid

Mayormente nublado

Humedad: 82%

Viento: 11.27 km/h

  • 03 Ene 2019 11°C -3°C
  • 04 Ene 2019 8°C -5°C
Banner 468 x 60 px