Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Desconfinarse con guantes... de boxeo


  • Escrito por Miguel Ángel Moreno
  • Publicado en Sport

El desconfinamiento tras la pandemia de coronavirus, tan deseado por el sector del deporte y la actividad física, es también un reto de aforos, distancias e higiene, en el que el sector del boxeo sin contacto se ve con ventaja al ser una disciplina individual y de grupos limitados.

Dentro de la hecatombe que ha supuesto la COVID-19 para un sector que ha perdido unos 1.100 millones de euros, según un estudio de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas y Gimnasios (FNEID) elaborado por la Universidad de Sevilla y la consultora Valgo, el boxeo sin contacto espera remontar.

"Pensamos que tenemos mucho menos riesgo que otras actividades. En un gimnasio tradicional una persona toca máquinas, mancuernas, pesas, bicicletas estáticas, elípticas... Es difícil desinfectar. En nuestro caso, el cliente entra con sus guantes y lo único que toca es el saco.

Somos de los más seguros", explica a EFE el director de la cadena de gimnasios Fightland, César Barbosa. Aunque el impacto de tres meses de cierre por la pandemia será "mucho", hasta el punto que aún no se ven capaces de calcularlo porque el desconfinamiento coincide con el inicio de la temporada de verano, tradicionalmente baja para el sector, el empresario de estos locales especializados en boxeo sin contacto confía que sus habituales vuelvan a golpear el saco.

"Estoy absolutamente convencido de que la gente va a volver. Nosotros hemos mandado entrenamientos gratis por correo electrónico, la mayoría de los gimnasios también, pero quien quiera continuar con eso va a tener que pagar.

Es complicado que paguen por clases online y creemos que la gente está saturada de ellas, quiere volver a la realidad", añade Barbosa. Para facilitar ese retorno, esta cadena de gimnasios de entrenamiento de boxeo "de la vieja escuela" -enseñan con la técnica tradicional, sin música ni dispositivos tecnológicos que se están aplicando en otros modelos de boxeo sin contacto- nacida en 2014 y que cuenta con diez locales en toda España, la mayoría (seis) en Madrid.

Para ayudar a quienes hayan caído en el desempleo, han decidido ofrecerles tres meses de gimnasio gratis. Desde otro punto de vista, el de una cadena de franquicias que ha fusionado el boxeo sin contacto con la música y la coreografía hasta el punto de crear una disciplina propia, el 'fitboxing', en la cadena Brooklyn Fitboxing también confían en que sus abonados retornen con ganas a golpear el saco.

"En los centros que han abierto en España e Italia la aceptación está siendo buena. Hay gente que por miedo y problemas económicos no puede, pero en general se han mantenido en contacto y están deseando darle al saco", asegura a EFE María Blanco, directiva de esta cadena que cuenta con 140 en diez países.

Durante el confinamiento lanzaron vídeos de entrenamiento a través de YouTube y después pusieron en marcha BFHome, una aplicación que permite entrenar sin saco desde casa, con cuyos ingresos han donado 15.000 euros a Médicos Sin Fronteras y Save the Children.

Blanco considera que el boxeo "lo va a tener más fácil" para recuperar su actividad aún con los aforos limitados. "Tener sacos individuales nos facilita la limpieza y desinfección, en nuestro entrenamiento nunca hay contacto. Han sido tres meses muy duros, pero tenemos la suerte de ser un modelo 'boutique'", afirma.

ZONAS DE BOXEO PARA GIMNASIOS, APUESTA PARA LA EXPANSIÓN

El modelo de Brooklyn Fitboxing mezcla el boxeo sin contacto con música, coreografías y un sistema de puntuación que permite a todos sus usuarios competir entre sí, una combinación que les ha permitido llegar a través de franquicias a Italia, Latinoamérica (Argentina, Perú o Colombia) o a Estados Unidos.

No obstante, llegar a determinados países hace "difícil" crecer, ya que requiere "una estructura central muy grande" en cada territorio, según explica María Blanco, lo que ha llevado a la compañía de boxeo sin contacto a lanzar una nueva iniciativa, que han denominado F3 Fitboxing.

Con esta propuesta ofrecen a centros deportivos, hoteles o empresas instalar un espacio para practicar su modelo de boxeo sin contacto sin necesidad de invertir en un nuevo local, sino haciéndolo en sus propias instalaciones, con varios formatos que van desde un espacio de 4 sacos a 24, y con un formato de capacitación 'online' del entrenador para que pueda dar las clases.

"Tenemos interés sobre todo de gimnasios, también de algún edificio de oficinas, y en hoteles nos han preguntado los comerciales si habría la posibilidad de ponerlo", explica Blasco, que asegura que han detectado interés internacional en Canadá, México, Ecuador y Bielorrusia.

La facilidad para instalar este tipo de espacios y la inversión más reducida respecto a poner en marcha un nuevo local son los dos motivos que hacen a esta compañía ser optimista sobre el desarrollo de este modelo, del que esperan abrir 20 licencias antes de final de año y situarse en 500 centros en cinco años.

"El proyecto no surge a raíz de la COVID-19, porque ya lo estábamos trabajando desde febrero, pero con la situación actual puede ayudar a los gimnasios a diferenciarse del de enfrente. Es una actividad segura, con distancia, cumplimos todas las medidas", finaliza Blanco.

Sea con música y tecnología, o con el formato de 'vieja escuela', el boxeo sin contacto se postula como una propuesta segura para un desconfinamiento seguro, con distancia y en el que el contacto lo ejercen los guantes contra el saco. EFE.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider