Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El deporte femenino mantiene su aportación


El deporte femenino mantuvo su cuota de aportación a la renta de medallas de España en Tokio con un total de 7 de las 16 finales, incluido el oro que Fátima Gálvez logró en la competición mixta de tiro olímpico junto a Alberto Fernández.

Sin la opción de Carolina Marín, por la lesión que impidió a la onubense defender en Japón el oro logrado en Brasil, y con la retirada de la hlatera Lydia Valentín tras competir en un peso que no es el suyo, las deportistas españolas subieron en siete ocasiones al podio de Tokio, después de las nueve de Río 2016 y el techo alcanzado con la docena de Londres 2012.

La joven Adriana Cerezo fue la primera al recoger la plata en -49 kilos de taekwondo y abrió una puerta que luego traspasaron Maialen Chourraut, Ana Peleteiro, Teresa Portela, Fátima Gálvez de la mano de Alberto Fernández, Sandra Sánchez y la selección de waterpolo.

Los oros de Sandra Sánchez en kárate (kata) y de Gálvez en la competición mixta de foso de tiro olímpico, junto a las platas del resto y el bronce de Ana Peleteiro suman enteros a la trayectoria del deporte femenino español desde la histórica y lejana primera medalla que Miriam Blasco consiguió en judo en Barcelona'92.

En Tokio ha celebrado su tercera medalla en unos Juegos la piragüista Maialen Chourraut (eslalom K1) -oro en Río y bronce en Londres 2012- y Teresa Portela (k1 200m) por fin la primera en su sexta participación olímpica.

Ambas, además, han subido al podio después de compaginar la preparación de unos Juegos y la maternidad, una experiencia probada también en Tokio por la nadadora Ona Carbonell, doble medallista en Londres y séptima con el conjunto de artística en la capital japonesa, que habló claramente de el difícil encaje entre deporte de alto nivel y conciliación familiar.

En las modalidades de equipo, el waterpolo fue el que más lejos llegó. Repitió final y plata, como hizo en Londres 2012, tras perder ante Estados Unidos (5-14) y tanto el baloncesto como el hockey cayeron en cuartos de final.

El primero, que fue subcampeón hace cinco años, lo hizo ante la selección de Francia (64-67) y el segundo repitió trayectoria, pero se despidió por penaltis (2-2, 0-2) y ante las últimas campeonas, Gran Bretaña, para concluir séptimo en la competición.

"Las Guerreras" de balonmano no alcanzaron los cuartos de Tokio. Los cuartos puestos de Mireia Belmonte (400 estilos), en los que han sido sus primeros Juegos sin medalla después de las cuatro ganadas entre Londres 2012 y Río 2016; de las regatistas Tamara Echegoyen y Paula Barceló (49er FX) y la atleta María Pérez (20 km marcha) enriquecen el bagaje del deporte femenino español en Japón, representado con 137 atletas dentro de una delegación de 321 deportistas.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider