HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Gayà: “En el fútbol se está perdiendo la lealtad y el compromiso”


(Tiempo de lectura: 4 - 7 minutos)

"Nunca dejamos de creer en nuestro estilo", lanza José Luis Gayà como una máxima innegociable que respiran los internacionales españoles antes de encarar dos citas trascendentales, ante Grecia y Suecia, para evitar la deshonra y el peligro de una repesca mundialista que estrena formato.

Su figura ha crecido en el Valencia teniendo como referente "la lealtad" y "el compromiso" de David Albelda, y en la selección, donde tuvo un ídolo que no era lateral.

Porque José Luis Gayá comenzó su carrera como delantero y su admiración le correspondía a David Villa, el referente ofensivo de la España que tocó el cielo futbolístico.

Ahora, en el polo opuesto, instalada en la incertidumbre con la que se juega su presencia en el Mundial de Catar, Gayà es un mar de tranquilidad en la entrevista que concede a EFE en la tras reflexionar sobre su futuro en el Valencia, se centra en una selección que creció desde la adversidad que hizo más fuerte a un grupo de jugadores que se ha acostumbrado a brillar en situaciones límite.

Pregunta: Hasta una leyenda como Mario Kempes habla públicamente de su renovación.

Respuesta: No solo de la mía, la de Carlos, la de Hugo que acabamos en 2023. Queda año y medio y es un tema que llevan mis representantes, yo como siempre que hay una renovación de por medio me suelo apartar porque quiero estar centrado en lo que realmente importa que es jugar y rendir.

P: ¿Es un punto de inflexión para el Valencia que desea volver a ser ese equipo que pelea por títulos?

R: Al final es verdad que somos jugadores importantes dentro del equipo y el hecho de que gente de casa siga refuerza el proyecto y la ambición.

P: ¿Es más importante sentirse líder en casa que firmar por un proyecto de mayor presupuesto?

R: Ser el capitán del equipo y el trato de la gente que me enorgullece. Al final trato de devolverlo jugando y esforzándome al máximo, darlo todo, para que nadie me pueda decir nada.

P: ¿Quiénes eran sus referentes?

R: Me fijaba cuando era niño en quien jugaba de delantero, siempre en David Villa porque era el que marcaba todos los goles, era mi ídolo, y también David Albelda por lo que ha significado como capitán dentro del Valencia, el respeto que generaba y como encendía a la afición transmitiendo valores que hoy en día se están perdiendo en el fútbol, esa lealtad y compromiso.

P: ¿Cómo se pasa de ser delantero a caer a la banda?

R: Recuerdo el momento exacto cuando un entrenador en infantil, Vicente Castro, me dice que tengo que jugar de lateral porque no había nadie y al ser zurdo me pusieron ahí. Seguí jugando bien y marcando goles porque subía mucho al ataque, por eso me gustó y no fue tan triste el cambio.

P: Es la demarcación en la que se ha asentado en la selección

R: Si vienes aquí es porque en el club haces las cosas bien. Lo tengo muy claro, no pienso si estoy asentado, si llevo tres años ya viniendo, pienso en estar en la siguiente convocatoria porque hay mucha competencia y es difícil. Por eso en cada oportunidad me dejo el alma.

Relación con Jordi Alba

P: ¿Cómo asume el reparto de partidos que existe con Jordi Alba?

R: El míster ha demostrado que en partidos importantes me ha puesto a mí y en otros a Jordi, depende del rival. El cuerpo técnico es muy inteligente, lo analiza todo y se deciden por unas características para un partido que piensa que uno lo puede hacer mejor. Hay una competencia muy sana, es uno de los jugadores con los que mejor llevo de la selección y siempre que jugamos lo intentamos dar todo.

P: En vuestra buena relación, ¿existe la broma de ser su heredero en el Barça?

R: No, la verdad que no (risas). De eso no nos hemos dicho nada, no se ha hablado dentro.

P: Si fuese Marcos Alonso después de la exhibición que dio en el lateral en la fase final de la Liga de Naciones, ¿cómo se sentiría ahora fuera de estas dos 'finales'?

R: Ya, al final como dijo el míster lo hizo muy bien los dos partidos que jugó pero es una decisión suya y nosotros siempre que hemos venido aquí lo hemos hecho bien. Le sabía mal, ha sido muy injusto en no traerlo como dijo pero nosotros también lo intentamos dar todo, tenemos un grupo muy bueno y no hay que descuidarse para demostrar al míster que puede seguir confiando en nosotros.

P: España ha pasado de ser una fábrica de centrocampistas únicos, cuando lo ganó todo, a tener exceso de laterales zurdos en el presente.

R: Es el puesto de más competencia porque hay muchos jugadores de grandísimo nivel y no es lo normal que haya tantos laterales izquierdos con gran calidad en una selección. Es bueno para todos, nos hace trabajar más y mejorar porque no nos podemos dormir, hay gente apretando.

P: ¿Qué aprendizaje le dejó su primer gran torneo como internacional?

R: La Eurocopa fue una experiencia única que vivimos como un grupo que se unió tras recibir tanta crítica y cambió esa situación. La recuerdo como si fuera ayer, siempre la voy a tener ahí y ojalá se pueda repetir esa experiencia en un Mundial.

La unión del grupo

P: El documental desvela como creció el grupo en la adversidad

R: Nos pasó de todo en la Eurocopa, parecía que todo iba bien pero llegó lo de Busquets, todo se complica en una semana muy mala, de estar todos juntos haciendo grupo a no poder juntarnos. Fueron días horrorosos. Eso nos hizo más fuertes, cuando nos volvimos a juntar fuimos más equipo y el bloque tan fuerte que hicimos de jugadores nos hizo no llegar a la final de milagro por los penaltis.

P: También desvela la dimensión de la figura de Luis Enrique dentro y la unión que existe en torno a su figura

R: Nos defiende mucho siempre, sabe que la confianza en un jugador es súper importante y se ve en el documental en ejemplos como el de Álvaro (Morata) cuando recibió muchas críticas, como lo apoya, lo de Unai cuando falla en el gol de Croacia y todo cambia, los elogios a Pedri. Cuando no ganábamos y había mucha crítica dentro, analizando lo que podíamos mejorar, también había confianza plena en lo que estábamos haciendo. Fuera había mucho ruido pero dentro estábamos muy tranquilos porque hacíamos las cosas bien y eran pequeños detalles. Por eso la selección creció tanto porque nunca dejamos de creer en nuestro estilo.

P: Y teniendo ese nivel, ¿cómo se ha llegado a la situación de jugarse todo a una carta?, ¿por qué se compite mejor ante las grandes y las selecciones de menor nombre cuesta mucho más?

R: Porque es más difícil ante rivales como Grecia, por ejemplo, que en casa se metieron todos muy atrás y, o estas muy fino, o es muy difícil entrar. A nosotros nos vienen bien las selecciones que salen a jugarnos de tú a tú porque ahí somos fuertes, tenemos personalidad para jugar, y ante otras se nos complica más. Estos días hemos preparado bien el partido de Atenas para abrir vías para entrar ante una selección que se encierre. Es lo que estamos intentando mejorar.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider