HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Los trabajadores con discapacidad cobran casi un 18% menos que el resto


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Los trabajadores con discapacidad cobraron en 2020 un sueldo bruto anual de 20.799,3 euros, un 1,1 % más que el año previo pero un 17,8 % inferior a los 25.305,3 euros que percibieron las personas sin discapacidad.

Esta diferencia es más acentuada en los hombres -con salarios un 21 % inferiores a los de quienes no tienen discapacidad- que en las mujeres -con una diferencia del 14,7 %-, según la encuesta "El salario de las personas con discapacidad (SPD)" de 2020, difundida este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y elaborada con datos de las personas que tienen un 33 % o más de discapacidad.

Si el cómputo se hace por horas, quienes tienen discapacidad perciben 13,9 euros por cada hora de trabajo frente a los 16,2 euros que cobra el resto de los trabajadores (14,5 % menos).

También hay diferencias salariales entre los hombres y mujeres con discapacidad. Ellas son doblemente castigadas: por ser mujer y discapacitada, con un sueldo un 12,5 % inferior (de 19.237,4 euros de media anual) al de ellos, que cobran 21.995,9 euros.

Tal brecha salarial es, no obstante, menor que la que existe entre hombres y mujeres sin discapacidad que alcanza el 19 %.

El INE, que subraya que el sexo, la edad, el tipo de contrato, la jornada y la ocupación inciden de manera importante en las diferencias salariales de este colectivo, destaca también la baja participación en el mercado laboral de las personas con discapacidad.

Su tasa de actividad en 2020 fue del 34,3 %, más de 41 puntos inferior a la del resto de la población, y su tasa de paro fue del 22,2 %, superior en 6,8 puntos.

En puestos de ocupación medios (empleados, artesanos y trabajadores cualificados) los salarios de personas con y sin discapacidad se acercaron (ratio del 96,5 %), pero en puestos altos (directores, técnicos y profesionales científicos) la diferencia fue del 7,9 % y en puestos bajos (operadores y trabajadores no cualificados) del 18 %.

Las mayores discrepancias salariales aparecen cuando se analiza el tipo de discapacidad, ya que las personas con discapacidad sensorial y física tuvieron en 2020 salarios considerablemente superior a las que tenían discapacidad intelectual y mental.

Los sueldos más bajos son lo que perciben los trabajadores con discapacidad intelectual y mental (13.705 y 16.979 euros, respectivamente), mientras que los que la tienen física y sensorial cobran los más altos (entre 22.344 y 21.945 euros, respectivamente).

Los salarios fueron también más bajos cuando el trabajador se beneficiaba de alguna de las medidas de fomento del empleo, como reducciones y bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social.

Y si se atiende al tamaño de los centros de trabajo, y teniendo en cuenta que los salarios de las personas con discapacidad siempre son inferiores, las mayores diferencias se dan en centros de tamaño mediano (de 50 a 199 trabajadores), con niveles salariales para las personas con discapacidad un 30,5 % inferiores a las de sin discapacidad.

 

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider