LA ZURDA

Pepe Álvarez (UGT) cree que la música del Gobierno suena bien pero pide negociar la letra

MADRID, 08/01/2020.- El secretario general de la Unión General de Trabajadores Pepe Álvarez, durante el desayuno de trabajo en el que informa de sus prioridades de acción sindical de cara al nuevo ejercicio.- EFE/Chema Moya MADRID, 08/01/2020.- El secretario general de la Unión General de Trabajadores Pepe Álvarez, durante el desayuno de trabajo en el que informa de sus prioridades de acción sindical de cara al nuevo ejercicio.- EFE/Chema Moya

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha considerado que la música del Gobierno "suena bien" pero ha pedido que negocie "la letra" con los agentes sociales, con urgencia en lo relativo al salario mínimo (SMI), que esperan consensuar "en los próximos días".

En un desayuno informativo celebrado este miércoles, el líder de UGT ha considerado que el Gobierno debería derogar urgentemente y "vía Decreto" tanto la reforma de las pensiones de 2013, aprobada por el PP "sin consenso ni negociación", como algunos artículos de la reforma laboral, como el despido por absentismo.

Sobre este artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores, que permite el despido por acumulación de bajas, Álvarez ha criticado que la CEOE no haya "reprochado" a las empresas "el abuso indecente e inhumano" que han realizado acogiéndose a esta posibilidad para echar a la cale a "miles de trabajadoras del sector servicios en los últimos meses".

Dicho esto, su principal reclamo es la negociación y, de manera urgente, cree que "el Gobierno debería convocar a los agentes sociales de forma inminente para hablar del SMI en 2020" y para que alcance el 60 % del salario medio en la legislatura, es decir, los 1.150 euros, según los cálculos del sindicato.

"Me parece que sería bueno que la CEOE se arremangue, nos sentemos a negociar de verdad y, si es posible, podamos resolver los temas que hay encima de la mesa con acuerdo entre sindicatos y patronales", ha dejado claro Álvarez.

En este sentido, ha asegurado que recibió una llamada del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, convocándole a negociar entre los agentes sociales el SMI, si bien ha criticado que lo haga tras "poner el grito en el cielo" por la cantidad que se quiere subir.

"Si en la negociación alguien piensa limitar los aumentos, me parece que partimos de una base equivocada", ha dicho Álvarez, por lo que "me parece que sería bueno que la CEOE se arremangue, nos sentemos a negociar de verdad y, si es posible, podamos resolver los temas encima de la mesa con acuerdo entre sindicatos y patronales".

"Nos reconocemos en parte del programa de Gobierno", ha dejado claro Álvarez, quien ha abogado derogar la reforma laboral antes de plantearse abordar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, en concreto, mediante la recuperación de la ultraactividad y la supremacía del convenio sectorial sobre el de empresa.

También ve necesario revisar las causas objetivas de despido y por la necesidad de recuperar la autorización administrativa previa por parte de la Administración, así como dotar de más medios a la Inspección de Trabajo y poner en marcha un plan de empleo para generar actividad y mermar la aún altísima cifra de desempleados. EFE.