LA ZURDA

El CSIF tomará medidas si no se aprueba en enero la subida salarial a los funcionarios

El presidente de CSIF, Miguel Borra, ha advertido este jueves de que si en enero no se aprueba la subida salarial del 2 por ciento a los funcionarios, firmada en marzo de 2018, el sindicato tomará "las medidas de presión" que considere oportunas.

Borra se ha pronunciado así en Santander durante una rueda de prensa con motivo del Congreso del sindicato en Cantabria, en el que se ha reelegido a Manuel Ángel Pérez Solís como presidente autonómico.

"Los empleados públicos queremos que las medidas que nos atañen a nosotros las saquen del circuito mediático en el que parece que se van a montar todas las medidas de este Gobierno", ha afirmado Borra.

Y ha agregado que no quieren que, para que desde el Gobierno central "tengan titulares todos los consejos de ministros", la subida salarial llegue cuando ellos entiendan que les es más propicia a nivel político, puesto que es una medida que afecta a unos 2,5 millones de empleados públicos.

Además, ha lamentado que los funcionarios siguan arrastrando el "recorte" salarial de entre un 5 y 10 % de 2010 efectuado por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, así como consiguientes congelaciones de sueldo y subidas que no compensaban la inflación.

"Hemos perdido en torno a un 20 por ciento de poder adquisitivo", ha enfatizado.

CSIF pidió en su momento al Gobierno en funciones que aprobara la subida salarial vía real decreto, pero Pedro Sánchez le respondió que no se podía, y se comprometió a que cuando tuviera plenas facultades lo acometería, según el presidente de la organización sindical.

"En estos momentos no tenemos información de si va a ir este viernes o si irá el martes (al Consejo de Ministros), pero desde nuestra organización el plazo que damos es enero", ha advertido Borra, quien ha anunciado que, de no aprobarse, CSIF tomará medidas de presión que confía en que apoyen UGT y CCOO, que fueron los otros sindicatos que firmaron esa subida.

Ha dicho que la primera carta que han enviado a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, ha sido para ofrecer diálogo y con el objetivo de abordar asuntos que mejoren el servicio público y las condiciones de sus trabajadores.

"Hay muchas cosas encima de la mesa. Vamos a dejar un plazo razonable para que tome asiento cada ministro, y esperamos que en breve la ministra nos llame para marcar un calendario de negociación", ha apostillado, antes de agregar, , que sobre lo que está negociado y firmado "no hay nada que hablar". EFE.