Quantcast
ÚNETE

Nuevas categorías profesionales pos-covid irrumpen en contratos

La contratación de empleados para las nuevas categorías profesionales debido a la crisis por COVID-19, como labores de desinfección y controladores de aforo, complementará la progresiva recuperación de los sectores tradicionales de hostelería y servicios durante la campaña de verano en la región, que generará "3.000 contratos de julio a septiembre".

Así lo ha explicado a Efe el director de Adecco Badajoz, Cecilio del Cid, quien ha recordado que, no obstante, se debe tener en cuenta que algunos hoteles, establecimientos de restauración y empresas de servicios o distribución no han reabierto aún en la región tras la desescalada, y podrían no hacerlo hasta septiembre.

En cualquier caso, la progresiva recuperación hace que la demanda de hostelería y restauración (camareros, cocineros, ayudantes de cocina...), servicios (dependientes, reponedores, comerciales) o logística (transportistas, mozos de caza y descarga) tengan un peso muy importante en estas contrataciones en el periodo estival.

Pero el gran protagonista de este verano son las nuevas categorías profesionales que nacen como consecuencia de la crisis sanitaria, como son los responsables de la realización de test en empresas, los desinfectadores de ropa y espacios, o los auxiliares de piscinas para controlar la temperatura de los usuarios y aforos.

El personal para la organización de test en empresas que retoman su actividad es enfermero, mientras que para la desinfección o control de espacios no se necesita por ejemplo una formación específica (si bien, en Adecco se forma a estos empleados en prevención frente al coronavirus), aunque "si son auxiliares de enfermería o similar, mejor".

Cecilio del Cid ha subrayado que este tipo de contratos de verano, de forma inmediata para una producción inmediata, son copados por profesionales con una curva de aprendizaje corta, aunque también son muchos los empleados con experiencia.

La campaña de verano generará 3.000 contratos en Extremadura de julio a septiembre, según las previsiones de la empresa, lo que supone un 11,4 por ciento más respecto al estado de alarma, aunque este aumento es el menor del país.

El experto en este ámbito ha reconocido que el coronavirus ha marcado el primer semestre del año, lo que se demuestra si se comparan las cifras de contratación con el mismo período de 2019, y en lo que ha influido la pérdida de campañas "muy importantes" para el empleo, como Semana Santa u otros periodos propicios para la contratación. EFE.