Quantcast
ÚNETE

Frontera (FEHM): "Un 57% de los hoteles va a intentar abrir este julio"

  • Escrito por María Traspaderne
  • Publicado en Economía

La pandemia ha dejado a los hoteleros con una sensación constante de incertidumbre, que les empuja a ser "camaleónicos". En Mallorca, un 15 % no abrirá esta temporada, en la los turistas llegan "de forma muy lenta" y se irán distribuyendo por los 6 de cada 10 hoteles que tienen previsto reiniciar su actividad este mes.

Lo dice en una entrevista a Efe María Frontera, al frente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), que engloba a 847 establecimientos de la isla con 200.000 camas. La buena noticia, apunta, es que ninguno ha comunicado aún que vaya a cerrar. Siguen aguantando en espera de que pase lo peor y las administraciones ayuden en fiscalidad, ERTEs e inversiones con cabeza.

Pregunta.- Van llegando a Mallorca los primeros turistas, ¿cómo está siendo el arranque de temporada?

Respuesta.- Ha sido un arranque gradual, poco a poco se van haciendo las aperturas de los establecimientos turísticos. Un 57 % de los asociados a la federación van a intentar abrir durante julio, pero, a pesar de que se haya reactivado, la realidad es que ha sido de forma muy lenta. Hay por lo menos un 15 % de los hoteles asociados que está seguro de que no va abrir y va a esperar a tener una oportunidad la temporada 2021.

P.- ¿Cuáles son los países que mejor están respondiendo?

R.- El mercado alemán es el que tenía más avanzada la planificación de los vuelos y el que mejor respuesta está dando, pero el británico hace muy pocos días que se ha reactivado y la información es muy reciente, no tenemos datos. En cuanto al mercado nórdico, no diría que esta muerto, pero hay muy poco movimiento.

P.- Se hablaba de expectativas de un 40 % de ocupación en julio, ¿se están cumpliendo?

R.- Lo que estamos viviendo es que las reservas en nuestros sistemas son reales a 7 días vista. A 15 días ves una tendencia, pero todo lo demás se aguanta con pinzas. Al haberse flexibilizado la políticas de cancelación en hoteles, vuelos y paquetes estamos teniendo muchísimos cambios, modificaciones de fechas, anulaciones y reembolsos.

Ahora tenemos que adaptarnos, ser rápidos y ágiles. En el aeropuerto de Palma trabajan a 15 días vista, para que nos hagamos una idea que les reglas del juego han cambiado... Entendemos que la ocupación, que empezó en un 10, 15 o 20 por ciento, puede que vaya subiendo a un 40 o 50, pero a medida que abran hoteleros la llegada de visitantes se tendrá que repartir, y veremos.

P.- ¿La parece exagerada la obligatoriedad de mascarilla en Baleares?

R.- En el primer momento me pareció excesivo porque no se justificaba con datos sanitarios, pero después de tener reuniones con Sanidad y valorar los acontecimientos del fin de semana, que se haya impuesto en los núcleos urbanos me parece adecuado.

Y también igualmente adecuado que no sea obligatorio en las playas y paseos marítimos en los que se pueda mantener la distancia. La evolución de la pandemia sigue teniendo datos positivos y es lo que hemos trasladado a touroperadores y clientes, aunque es verdad que en las primeras 48 horas desde la noticia hubo muchas cancelaciones. Creo que nuestros visitantes van aceptando el uso de mascarillas, pero se tiene siempre que explicar y aclarar dónde, en qué momento y por qué.

P.- El Govern balear ha decidido cerrar una calle de Magaluf y dos de Playa de Palma, ¿qué le parece esta medida?

R.- Es una buena noticia. Aunque la situación sanitaria es buena, esos vídeos de un par de minutos mostraron esa imagen de aglomeraciones que no se pueden tolerar. En esto todo el sector turístico estaba de acuerdo. Ahora, en una situación de pandemia, hay que ser escrupulosos con el cumplimiento de la normativa mediante inspecciones y más regulación. Hay que erradicar estos comportamientos y no podemos consentirlos.

P.- Resuma las sensaciones que han tenido y tienen los hoteleros en estos meses de crisis.

R.- Durante las primeras semanas estábamos todos asombrados del alcance y la intensidad de esta pandemia, nunca hubiéramos imaginado que fuera a ser total el paro del sector turístico a nivel mundial. Eso aparte del impacto emocional por las muertes y el colapso del sistema sanitario, en el que estuvimos desde el primer momento involucrados. Hubo así un primer momento de aportar a la crisis, y un segundo de: "¿qué hacemos?".

Entonces se pusieron en marcha planes de reducción de costes y también los laborales, donde siempre hemos estado al filo del precipicio. La incertidumbre nos esta acompañando durante todos estos meses y no creemos que vaya a abandonarnos. Tenemos que ser ágiles y camaleónicos. El sector hotelero siempre ha sido resiliente, se adapta rápidamente.

P.- ¿Prevé que hoteles se vean forzados a cerrar?

R.- La mayoría de los asociados tenían una situación financiera saludable y las medidas negociadas con el gobierno español, el de la comunidad y los bancos han hecho que la situación financiera no se agrave. Mucha de la presión financiera que teníamos se ha pospuesto. A día de hoy no tenemos un número de hoteles que vaya a cerrar, pero a finales de año vamos a tener una foto completamente diferente. Es muy difícil hacer previsiones.

P.- ¿Qué le pide a las administraciones?

R.- Lo que tienen que hacer es ser ágiles, intentar ser más eficientes, y ahora que van a tomar decisiones sobre inversiones, que sean productivas y estén basadas en datos rigurosos para seguir con la transformación de la planta hotelera y de la oferta complementaria.

En temas fiscales, no hemos tenido respuesta a nuestras reclamaciones de dejar de pagar por unos servicios que no se estaban dando, como el de recogida de basuras, las terrazas o el impuesto de actividades económicas. Tampoco de la adaptación de la normativa del IVA a la europea para que no nos pase como con Thomas Cook, que tuvimos que pagar 20 millones de euros. Y queremos que los ERTE se alarguen hasta finales de año.

P.- ¿Puede ser esta crisis una oportunidad para replantearse el sector?

R.- Venimos desde hace más de 5 o 6 años con una línea totalmente nueva y nuestro objetivo principal es un turismo más sostenible, más responsable. Hay muchísimos cambios y han venido para quedarse, lo que ha pasado con esta pandemia simplemente nos ha puesto en pausa y ahora veremos que los cambios van a seguir en esta línea y van a ser más rápidos de lo que habíamos pensado. EFE.