Quantcast
ÚNETE

Comité de empresa de León Farma denuncia la "intransigencia" de la empresa

El comité de empresa de Laboratorios León Farma, integrado por los sindicatos CCOO, UGT y USO, ha denunciado este jueves la "intransigencia continuada" con que viene actuando la dirección de la compañía farmacéutica con sede en Villaquilambre (León).

Esta circunstancia motivó que el comité de empresa planteara una reunión del Servicio de Relaciones Laborales (SERLA) ante la huelga prevista para el pasado 12 de marzo y que no llegó a celebrarse por la pandemia del coronavirus, ha informado el comité de empresa en un comunicado.

"Con el inicio de la pandemia, la convocatoria fue aplazada y durante todo este tiempo tan sólo ha primado el sistema productivo, sin tener en cuenta las relaciones laborales", han denunciado los sindicatos. Finalmente, el pasado lunes día 13 se llevó a cabo la vista del procedimiento de conciliación del conflicto colectivo entre las partes, respecto el calendario laboral, vacaciones, horarios, días de libre disposición y turnos.

Según han informado los sindicatos, el conflicto viene motivado por el "hartazgo" de la plantilla de León Farma ante los reiterados incumplimientos del convenio colectivo de la industria química. A este respecto, el comité pone el ejemplo del calendario laboral del 2020, que se fijó de manera unilateral por parte de la empresa, incluyendo periodo vacacional y días de ajuste de jornada, "a su libre albedrío y sin la intervención de los representantes legales de los trabajadores".

"Las condiciones laborales han de dar un cambio muy importante cesando de inmediato las formas autoritarias e intransigentes y por tanto siendo responsables y coherentes, comunicando y negociando con la representación legal de los trabajadores y estableciendo empleo de calidad y con derechos", se ha advertido desde el comité.

En este contexto, la representación laboral ha advertido que la compañía ha incrementado su carga de trabajo y su producción de forma muy relevante, "sin la organización y sensibilidad necesaria para gestionar adecuadamente tal circunstancia".

"No es de recibo que año tras año se tengan que realizar 19.000 horas extras, y esto viene motivado por tomar decisiones desde la lejanía, sin participación y sin consenso de las personas que conocen y realizan su trabajo en el día a día en la planta de León", ha criticado el comité.

Por todo ello, los sindicatos han considerado necesario que se tenga en cuenta al conjunto de la plantilla, estabilizando un empleo de calidad y con derechos que establezcan la conciliación laboral y familiar, puesto que de otra manera la conflictividad laboral será inevitable. EFE.