Un millar de trabajadores de Endesa se concentran en Coruña para pedir tiempo

A CORUÑA, 16/09/2019.- Momento de la concentración ante la Delegación del Gobierno en Galicia de afectados, de vecinos, representantes políticos y sindicales en defensa de una transición energética justa y del empleo en la comarca de As Pontes y para reclamar reuniones a todos los niveles con el fin de que el proceso de descarbonización de la central térmica sea "regulado y ordenado". EFE/Cabalar A CORUÑA, 16/09/2019.- Momento de la concentración ante la Delegación del Gobierno en Galicia de afectados, de vecinos, representantes políticos y sindicales en defensa de una transición energética justa y del empleo en la comarca de As Pontes y para reclamar reuniones a todos los niveles con el fin de que el proceso de descarbonización de la central térmica sea "regulado y ordenado". EFE/Cabalar

Un millar de camioneros, trabajadores y sindicalistas de la central térmica de As Pontes se han concentrado esta mañana ante la Delegación del Gobierno en Galicia para reclamar soluciones inmediatas para el complejo y reuniones a todos los niveles para que el proceso de descarbonización se haga con tiempo.

Representantes políticos de todos los partidos, entre ellos el presidente de la Diputación provincial, el socialista Valentín González Formoso, también alcalde de As Pontes, y el secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, han secundado la protesta, que se ha desarrollado con normalidad y sin incidentes después de la celebrada ante la Xunta la semana pasada en Santiago de Compostela.

Además del millar de personas que se han ido sumando progresivamente a esta concentración, han acudido unos 120 camiones, que finalmente han quedado aparcados en la zona del Ofimático, a la entrada de la ciudad, informan a Efe fuentes de la Policía local.

La planta de Endesa en As Pontes, que figura entre las veinte más contaminantes de Europa, está parcialmente funcionando con dos de sus cuatro generadores parados tras el anuncio de una inversión de unos doscientos millones de euros que podrían permitir ampliar su actividad unos quince años más.

En este complejo trabajan 250 personas y otras tantas en empresas auxiliares, así como unos 150 camioneros que transportan el carbón a la planta y otros 150 empleados de empresas suministradoras, que reclaman un plan para llevar a cabo un proceso de transición hacia la descarbonización "regulado y ordenado".

El presidente de la Asociación del Colectivo del Transporte del Carbón, Manolo Bouza, ha advertido, en declaraciones a Efe, de que "el mundo del transporte está jorobado porque pasan los días, pasan los meses y todo sigue igual, muchas palabras pero no hay solución".

Según Bouza, dicha solución pasaría por "poner la central a andar, hay carbón, hay de todo, que miren lo del céntimo verde de una vez porque esto va a explotar en las narices de alguien, seguro, y se le va a escapar de las manos a mucha gente", sostiene, porque "esta gente está cada vez más desesperada".

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha recibido este mediodía a un grupo de trabajo sobre este conflicto en el que ha estado presente Formoso, que tras el encuentro ha explicado a los periodistas que han urgido a una reunión en el Ministerio de Transición Ecológica "lo más pronto posible".

De hecho, apunta a que la ministra, Teresa Ribera, los recibirá a finales de este mes "y podremos ver allí, con Endesa y con el Ministerio, lo que tienen que decir".

Por el momento, Formoso se ha mostrado "satisfecho" con este "pequeño objetivo conseguido" para esclarecer el futuro más inmediato del complejo mediante un "careo entre las partes" sobre las medidas a adoptar y quién tiene que hacerlo.

En opinión de Manolo Bouza, esta reunión con la ministra es "tan importante como cualquier otra" que tenga y por eso "tiene que apurar las fechas porque si no la cosa se puede complicar y a lo mejor en vez de cien camiones a Madrid llegan mil".

Para los representantes sindicales de las empresas auxiliares, "no se puede aceptar un cambio de modelo sin garantía de empleo", asegura Alberte Amado (CIG).

"Este tema es laboral y político pero aquí nadie se moja", ha abundado José Hurtado (CCOO), en referencia a la Xunta y al Gobierno central.

Por su parte, Javier Carreiro (UGT) considera prioritaria la próxima reunión entre todas las partes con la implicación del Gobierno gallego porque "no es de justicia que los camioneros tengan estas pérdidas tremendas".

Unas 650 familias dependen de la solución que se le dé a este conflicto, subraya el alcalde de As Pontes, que advierte también del "sinsentido" de que a esta central "no se le dé una oportunidad", pues pese a que el carbón es una fuente de energía en extinción en Europa, se puede hacer "paulatinamente".

Por ello, ha pedido compromiso y también paciencia a Endesa y que espere a que el ministerio "mueva ficha" y convoque la mesa con todas las partes implicadas.