CCOO: "Derogar la reforma laboral no es imprescindible para apoyar el pacto PSOE-UP"

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha asegurado este miércoles que la derogación de la reforma laboral no será "una condición sine qua non" para apoyar la formación de un gobierno progresista, aunque ha alertado de que el sindicato tampoco "renunciará" a sus "postulados".

"Sabemos cómo va esto de las negociaciones y sabemos que, si se aspira a tener una mayoría parlamentaria amplia (...) decir que no nos vamos a bajar de la posición de máximos y que es una condición 'sine qua non' nos parecería conducir al fracaso el escenario que se tiene que abrir", ha declarado a los medios en una visita a Barcelona.

Sordo ha aseverado así que la organización "no exigirá a la política que se baje de posiciones maximalistas para, a continuación, el sindicato subirse a una posición absolutamente maximalista que llegue a bloquear las negociaciones".

"Nosotros sabemos que las posiciones de máximos no son buenas y menos si se plantean como condiciones 'sine qua non', pero eso no quiere decir que renunciamos a ninguno de nuestros postulados", ha matizado.

Por eso, ha opinado que "lo primero es que haya legislatura" para poder entablar después "un espacio de diálogo político y social" dirigido a revertir los efectos de las reformas laborales que "están provocando tanta precariedad y tanta desigualdad".

"Si no, ya podemos clamar en el desierto", ha ironizado. Sin embargo, ha insistido en que CCOO "no renunciará a sus posiciones" y exigirá tanto la derogación de la reforma laboral de 2012 como la corrección de los "aspectos centrales" de la de 2010.

Asimismo, ha abogado por abolir la reforma de las pensiones para garantizar por ley que éstas se revalorizan según el IPC: "No puede ser que porque se jubilen más personas, la solución sea reducir la pensión media", ha exclamado.

Sordo ha declarado que "el problema de las pensiones en España" no es su "viabilidad" sino la falta de voluntad política y ha alertado de la necesidad de aumentar, al menos, tres puntos del PIB para poder hacer frente en los próximos años a una sociedad en la que "se va a jubilar más gente que va a cobrar pensiones más altas y, previsiblemente, las va a cobrar durante más tiempo".

Ha recordado que el próximo 27 de noviembre CCOO y UGT han convocado concentraciones en distintas localidades españolas para exigir que se modifique la normativa laboral que permite el despido objetivo por ausencias intermitentes, lo que ha tachado de "despropósito".

"Vamos a instar actuaciones judiciales porque seguimos pensando que esta sentencia está basada en un artículo que es inconstitucional y creemos que en instancias europeas esto se puede modificar", ha dicho después de que el Tribunal Constitucional haya avalado el despido por absentismo laboral, incluso por razones justificadas.

"En nuestra opinión, contraviene un convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que impide el despido por causas injustas y vinculadas a la salud", ha subrayado antes de agregar: "No es de recibo que la productividad de la empresa y sus resultados económicos estén por encima de los derechos de salud de los trabajadores".