LA ZURDA

Ningún país de la UE planea de momento controles Schengen por el virus

Ningún país de la UE planea de momento controles Schengen por el virus, según Bruselas / EFE. Ningún país de la UE planea de momento controles Schengen por el virus, según Bruselas / EFE.

La Comisión Europea (CE) no ha recibido notificaciones de que ningún país de la Unión Europea (UE) planee introducir controles en sus fronteras dentro de la zona Schengen a causa del coronavirus, un gesto que, no obstante, consideran menos efectivo que el autoaislamiento y la cuarentena.

La portavoz comunitaria Dana Spinant informó este jueves de que ningún Estado miembro ha indicado su intención de "introducir controles" en sus fronteras con otros Estados miembros, una prerrogativa que corresponde a las autoridades de cada país y que Bruselas no puede vetar.

Las autoridades nacionales de los países de la UE, diferentes servicios de la Comisión, la secretaría general del Consejo y Frontex mantuvieron el miércoles un primer intercambio sobre medidas en las fronteras interiores de la UE a causa del coronavirus y concluyeron, según la portavoz, que "las autoridades sanitarias y de fronteras deben seguir trabajando estrechamente".

"Nadie tiene intención, en este momento, de tomar ninguna medida en relación con controles en las fronteras internas", recalcó la portavoz. Fuentes comunitarias recordaron que los Estados miembros tienen la capacidad de introducir estos controles por razones de amenazas al orden público o a la seguridad interna, y señalaron que seis lo hacen en la actualidad por motivos de flujos migratorios.

En el caso de que un Estado miembro decidiera hacerlo ahora a causa del coronavirus, debe informar al Ejecutivo comunitario de su decisión, que debe ser proporcional y que Bruselas no puede vetar.

Sin embargo, las fuentes subrayaron que el rechazo de la entrada de una persona en una frontera si se sospecha de un contagio "no se considera una medida apropiada" para contener la expansión del virus y que "el aislamiento y la cuarentena parecen ser más apropiados".

"Si un guarda fronterizo detecta a alguien con síntomas y le manda de vuelta a su país, se extendería más el virus. No vemos que el rechazo sea apropiado, es mejor contar con un procedimiento claro y acordado entre los Estados miembros y los países vecinos para que esta persona sea aislada y puesta en cuarentena", consideraron las fuentes.

Además, señalaron que el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) está elaborando informes, que actualiza diariamente, sobre los riesgos que presenta el virus en la UE a partir de las informaciones de autoridades sanitarias sobre la expansión del mismo y la preparación de los laboratorios europeos.

El ECDC mantiene entre "moderado y alto" el riesgo de que surjan nuevos focos similares a los del norte de Italia por la capacidad de expansión del virus, pero también sitúa entre "bajo y moderado" el peligro de que el virus se extienda a toda la UE, porque todos los Estados miembros tienen buenos planes de contención.

En cualquier caso, las fuentes admitieron que por el momento no tienen información concreta de qué países están aplicando controles sanitarios, como la toma de temperatura en sus puertos y aeropuertos, aunque insistieron en la necesidad de coordinar medidas a nivel comunitario.

En este sentido, dijeron que la cancelación de eventos multitudinarios, como sucedió con el Mobile World Congress de Barcelona, debe ser también coordinada para que la acción sea "coherente" y "debatida con antelación" para que las medidas de un país no contradigan a las de otros. EFE.