Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Bélgica y España, los países con más muertos por número de habitantes por COVID-19

En estos momentos, el COVID-19 se ha cobrado ya más de 223.000 vidas en el mundo. Pero lo ha hecho de maneras muy distintas, dependiendo del lugar.

Estados Unidos es ahora mismo, junto con España e Italia, quien más muertes ha registrado en total, si se hacen los cálculos de manera relativa, en base al número de habitantes de cada país, las cifras llaman la atención.

Es, precisamente Bélgica el territorio que presenta una mayor tasa de mortalidad relacionada con la enfermedad: 65 muertes por cada 100.000 habitantes. Por detrás, España e Italia, y ahora también Reino Unido con los últimos datos reportados añadiendo las cifras de los fallecidos en residencias de ancianos y en sus domicilios.

Aunque se ha dicho desde que comenzó la pandemia, parece que los países se empeñan en intentar comparar sus datos, algo que resulta absurdo porque no todos contabilizan de la misma manera ni los mismos sucesos.

Sin embargo, es cierto que el caso de Bélgica es llamativo: tiene menos de la mitad de muertes que los países más afectados por la pandemia, y su tasa de mortalidad está por encima de todos ellos.

Su total de muertos ronda los 7.500 por COVID-19. Es una cifra muy alejada de los más 55.000 de Estados Unidos, de los más de 20.000 de Francia, Italia o España.

Los belgas tienen el mayor recuento de muertes por cada 100.000 habitantes. Mueren 62 enfermos por cada 100.000 personas en una población de unos 11 millones de habitantes.

Uno de los factores a tener en cuenta es la manera de contabilizar los casos: Bélgica, desde el principio, ha incluido en sus reportes oficiales no sólo a las personas confirmadas por COVID-19, sino también a las sospechosas, aunque no se les haya hecho la prueba. "Cuando no tienes la capacidad de hacer pruebas a todos es muy importante contar bien las muertes probables", ha explicado para la BBC el epidemiólogo Steve Van Gutch, que se encarga de dirigir el Comité Científico gubernamental contra el COVID-19 en Bélgica.

Desde el Parlamento belga, la primera ministra, Sophie Wilmès ha explicado que el gobierno decidió ser "completamente transparente al comunicar las muertes vinculadas al COVID-19, aunque esto exagerase los números".