Quantcast
ÚNETE

Air New Zealand suspende las reservas de vuelos internacionales

Boeing 767 de Air New Zealand antes de su despegue en el Aeropuerto Internacional de Auckland (Nueva Zelanda). EFE/DAVID WHITE Boeing 767 de Air New Zealand antes de su despegue en el Aeropuerto Internacional de Auckland (Nueva Zelanda). EFE/DAVID WHITE

Air New Zealand suspendió temporalmente las reservas de vuelos internacionales con destino a Nueva Zelanda con el objetivo de ayudar a las autoridades en el control de la propagación de la COVID-19 entre las personas repatriadas, informó este martes el gobierno.

La aerolínea también se ha comprometido a estudiar "la posibilidad de ajustar las llegadas diarias a la capacidad disponible en las instalaciones de cuarentena", dijo la ministra neozelandesa de Vivienda, Megan Woods, en un comunicado.

Los pasajeros que ya tienen una reserva podrán volar a Nueva Zelanda siempre y cuando exista disponibilidad en los centros de cuarentena, de acuerdo con la medida, que se espera sea también adoptada por otras aerolíneas que operan en el país oceánico.

Nueva Zelanda, que desde el inicio de la pandemia suma 1.186 casos confirmados, incluidos 22 muertos, es uno de los países más exitosos en la lucha contra el coronavirus y la mayoría de los nuevos contagios proceden de personas que llegan del exterior, con solo 22 casos activos, según el último balance oficial.

El país oceánico cerró sus fronteras en marzo, aunque permite la entrada de vuelos especiales y de repatriación, y mantiene una cuarentena a todos ciudadanos que entran a su territorio.

Actualmente, Nueva Zelanda tiene a unas 6.000 personas alojadas en los 28 centros de cuarentena establecidos, cuya gestión está en manos de los militares, y estudia la posibilidad de incrementar su capacidad.

"Estamos viendo un rápido crecimiento en el número de neozelandeses que retornan al país a medida que empeora la pandemia de la COVID-19" en el resto del mundo, indicó la ministra Woods.

La ministra explicó que la medida es similar a las adoptadas en Australia, en donde el sábado pasado se fijó un límite de 450 entradas diarias al aeropuerto internacional de Sídney tras la suspensión de vuelos en la ciudad de Melbourne a raíz de un fuerte rebrote del nuevo coronavirus. EFE.