Quantcast
ÚNETE

Biegun confirma que Washington sigue abierto a dialogar con Pionyang

  • Escrito por Andrés Sánchez Braun
  • Publicado en Internacional

El vicesecretario de Estado de EE.UU., Stephen Biegun, subrayó hoy en Seúl que Washington sigue abierto a dialogar para lograr avances en las conversaciones sobre desarme con Pionyang, pese a que el régimen haya rechazado tajantemente la idea en los últimos días.

Biegun, que también ostenta el cargo de representante especial estadounidense para Corea del Norte, ha aprovechado su visita de tres días a Seúl para ofrecer esa clara respuesta a Pionyang y reafirmar también su compromiso con el Sur, en un momento marcado por diversas complicaciones entre los aliados.

"Hemos hablado sobre la paz en la península, una misión con la que seguimos totalmente comprometidos, para la cual cooperamos muy estrechamente con la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) y en la que esperamos poder lograr progresos según avance el año", dijo Biegun tras reunirse con su homólogo surcoreano, Cho Se-young.

El vicesecretario de Estado, que viajará mañana a Tokio para seguir coordinándose en materia de seguridad con su otro gran aliado regional, se reunió hoy también con el encargado de negociaciones nucleares surcoreano, Lee Do-hoon, y mantuvo un encuentro de cortesía con la canciller, Kang Kyung-wha.

En su comparecencia ante los medios, Biegun respondió con contundencia a las recientes palabras de la vicecanciller primera norcoreana, Choe Song-hui, que dijo que Pionyang no tiene interés actualmente en retomar las negociaciones, ya que considera que Washington las usa para solventar asuntos de política doméstica.

Biegun dijo que no recibe "instrucciones" de Choe y aseguró que es la "visión" que comparten el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, la que guía a la diplomacia norteamericana en este terreno.

"Cuando el líder Kim nombre a alguien que sea mi homólogo y que esté preparado y tenga capacidad para negociar estos temas nos encontrarán listos para ello", añadió.

Las palabras del vicesecretario de Estado llegan después de que Trump dijera el martes en una entrevista con el canal Gray de televisión que cree que Corea del Norte quiere una reunión y que la Casa Blanca está abierta a ello si puede resultar útil para el proceso de desarme.

Preguntado sobre si cree que un cuarto encuentro entre ambos sería provechoso Trump dijo: "Tengo una muy buena relación con él (Kim); probablemente lo sería".

Biegun también reafirmó en la capital surcoreana el compromiso de Washington a la hora de defender a Seúl en un momento marcado por las duras negociaciones para la repartición de los gastos de las tropas estadounidenses desplegadas en el Sur.

"Quiero tranquilizar a todos los que tienen alguna pregunta sobre esto: el compromiso de los Estados Unidos para la defensa de la península coreana es de acero", subrayó.

Al controvertido diálogo bilateral sobre el volumen de costes que cada parte debe afrontar para asegurar las operaciones de los 28.500 efectivos estadounidenses estacionados en el Sur se suma la reciente publicación del libro del exconsejero Nacional de Seguridad estadounidense John Bolton sobre su experiencia en el Gobierno Trump.

En la obra, además de volcar sus opiniones en contra de la actual estrategia diplomática surcoreana y también de Trump, Bolton narra todo tipo de episodios en torno a las desavenencias entre los dos aliados.

De hecho, Biegun afirmó que tampoco acepta instrucciones de Bolton, de quien dijo que comparte la "misma vieja manera de pensar" que la vicecanciller norcoreana, y destacó el "apoyo total" de Washington para con el avance de la cooperación entre las dos Coreas, que justamente vive ahora su peor momento desde 2017.

A principios de junio Corea del Norte acusó al Gobierno de Moon Jae-in de permitir el envío de globos con propaganda contra su régimen por parte de activistas en el Sur y acabó cortando la comunicación y destruyendo la oficina de enlace intercoreana.

Los analistas creen que con sus últimas acciones el régimen ha redoblado la presión para tratar de retomar las negociaciones sobre desnuclearización, en punto muerto desde la fracasada cumbre de Hanói en 2019, donde EE.UU. se negó a levantar sanciones al considerar insuficiente la oferta de desarme norcoreana. EFE.