Quantcast
ÚNETE

Starmer reprocha a Johnson no apoyar a los sectores más afectados por la pandemia

El líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer, criticó este miércoles al Gobierno del primer ministro conservador, Boris Johnson, por no ofrecer "ayudas específicas a los sectores" más afectados por la pandemia de COVID-19 en el Reino Unido, a fin de proteger el empleo.

En la sesión semanal de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes, Starmer dijo que el rechazo a dar apoyos financieros puntuales a sectores particularmente castigados como la aviación "costará miles de puestos de trabajo".

El líder laborista recordó que British Airways (BA, parte del grupo hispano-británico IAG) ha anunciado ya la supresión de 12.000 empleos; easyJet 1.900 y Virgin 3.000, si bien esta última comunicó ayer que ha logrado 1.200 millones de libras (1.300 millones de euros) en financiación de inversores privados.

BA, por su parte, anunció el martes que a partir del 28 de julio subastará parte de su multimillonaria colección de arte a fin de recaudar fondos para sobrevivir a la crisis.

Johnson defendió las medidas anunciadas en los últimos meses por el ministro de Economía, Rishi Sunak, que ha introducido un programa general de retención de empleo que vence en octubre y facilidades de crédito para las empresas.

En otro momento de la sesión, Starmer criticó los fallos que se han registrado en el sistema de rastreo de contagios implantado por el Gobierno - por el que se contacta a posibles positivos de COVID-19 para que se aislen -, a lo que Johnson respondió acusándole de "minar la confianza de la población" en las iniciativas del Ejecutivo contra la pandemia.

"Nuestro sistema es igual o mejor que cualquier otro en el mundo y desempeñará un papel clave para evitar un segundo brote del virus este invierno", insistió el mandatario conservador.

El Gobierno británico acelera la última fase del desconfinamiento a fin de mitigar los estragos en la economía nacional, que afronta una contracción de hasta el 14,3 % este año, según previsiones oficiales difundidas el martes.

Con todo, el Reino Unido se mantiene como el primer país de Europa y tercero del mundo en número de muertes por el coronavirus, que ascendieron ayer a 44.968, si bien se cree que la cifra total atribuible al virus es muy superior. EFE.