Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Mueren 101 trabajadores de la salud con sospechas de COVID-19 en Nicaragua

La cantidad de trabajadores de la salud fallecidos representa el 4 % de los 2.537 muertos por neumonía y otros síntomas relacionados con COVID-19. EFE/Jorge Torres La cantidad de trabajadores de la salud fallecidos representa el 4 % de los 2.537 muertos por neumonía y otros síntomas relacionados con COVID-19. EFE/Jorge Torres

Al menos 101 trabajadores de la salud, incluidos 44 médicos, han fallecido con sospechas de haber contraído el nuevo coronavirus en Nicaragua, desde que la pandemia alcanzó al país en marzo pasado, informó este sábado el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19.

"Al 29 de julio se reportaron 101 muertes sospechosas de COVID-19 de personal de salud", indicó el Observatorio, compuesto por una red de médicos y voluntarios de toda Nicaragua que registra casos relacionados con la pandemia, de forma paralela al Gobierno del presidente Daniel Ortega.

La cantidad de trabajadores de la salud fallecidos representa el 4 % de los 2.537 muertos por neumonía y otros síntomas relacionados con COVID-19, que ha reportado hasta ahora el Observatorio en Nicaragua.

El Ministerio de Salud, que ha informado de 116 muertos en total a causa de COVID-19, no brinda detalles sobre la ocupación de las víctimas de la pandemia.

Según el Observatorio Ciudadano, de los 101 sanitarios fallecidos, 44 eran médicos, 22 era personal de enfermería, 14 administrativos, 8 de laboratorio, tres visitadores médicos, tres odontólogos, y siete clasificados como "otros", que formaban parte del personal de apoyo.

La red de médicos y voluntarios detalló que unos 756 trabajadores de la salud han presentado "sintomatología asociada o presuntiva de COVID-19, de todos los departamentos y regiones" de Nicaragua.

El total de "casos sospechosos verificados" con COVID-19 reportado hasta ahora por el Observatorio es de 9.044, cantidad superior a los 3.672 informados por el Ministerio de Salud.

El Observatorio Ciudadano clasifica sus reportes como "sospechosos", pues los médicos se basan en diagnósticos clínicos, dadas las restricciones gubernamentales a las pruebas de COVID-19.

Tanto la Unidad Médica Nicaragüense, como las asociaciones médicas de Nicaragua, han mostrado su respaldo públicamente a los datos del Observatorio Ciudadano COVID-19, y han reclamado al Gobierno que muestre las "cifras reales" de la pandemia.

El manejo de la pandemia en Nicaragua ha despertado preocupación en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de los Estados Americanos (OEA), y sus oficinas dedicadas a la salud y los derechos humanos.

Nicaragua recibe 10.000 pruebas de COVID-19 donadas por Taiwán 

Nicaragua recibió una donación de 10.000 pruebas rápidas para detectar la COVID-19, otorgadas por Taiwán, que serán utilizadas para estudios de seroprevalencia, informó este sábado el Gobierno.

La donación de Taiwán, entregada el viernes en Managua, consiste en “reactores Excelsior Bio-System Incorporation Alert Sars-Cov-2” (EBS), que “serán utilizados para estudios de seroprevalencia de anticuerpos”, es decir, para detectar focos de contagio, según la información oficial.

El Gobierno, que ha recibido al menos 41.000 pruebas de COVID-19 en diferentes donaciones, ha dicho que los test se destinarán para los nicaragüenses que demuestren que deben viajar un país que lo exige y su costo será de 150 dólares.

Médicos, científicos, y opositores han criticado que los cientos nicaragüenses varados en el exterior no tengan acceso a esas pruebas.

De hecho, el pasado jueves, las sociedades médicas recomendaron al Gobierno enviar una clínica móvil a la frontera con Costa Rica para atender a los connacionales, practicarles la prueba de COVID-19 de forma gratuita y permitirles el ingreso dado que perdieron sus medios de vida a causa de la pandemia.

Ayer viernes el Gobierno costarricense permitió que unos 300 nicaragüenses varados en la frontera retornaran temporalmente a su territorio para que les fuera aplicada la prueba de COVID-19, luego de que la Fundación Arias para la Paz, la Clínica Bíblica y la Asociación Centro de Derechos Laborales sin Fronteras consiguieran financiamiento para la asistencia humanitaria.

El Gobierno ha establecido que únicamente deja entrar a los nacionales que muestren una prueba de COVID-19 negativa y asuman los gastos de su repatriación hasta sus viviendas, una medida que, según organismos defensores de los derechos humanos, tiene varados a más de 1.500 nicaragüenses en países de Centroamérica e islas del Caribe.

El Ejecutivo de Nicaragua, que registra 116 muertos por COVID-19 y 3.672 casos confirmados, ha sido criticado por su manejo de la pandemia,.

Entre los organismos que han reiterado su preocupación por Nicaragua están la ONU, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de los Estados Americanos (OEA). EFE.