Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Moria, en primera persona: el testimonio de los afectados en la isla de Lesbos

  • Escrito por ACNUR
  • Publicado en Internacional

12.000 solicitantes de asilo han sufrido las consecuencias de la serie de incendios que comenzó el pasado 8 de septiembre en el centro de acogida de solicitantes de asilo de Moria, en la isla de Lesbos.

La falta de alimento, refugio, agua, saneamiento y perspectivas de futuro sumen a miles de solicitantes de asilo en la desesperación y el desaliento. Miles de personas continúan durmiendo a la intemperie en la calle, en cunetas o aparcamientos.

Las voces de Mostafa Bahadori, Nassrulah Paiwandi y Saifullah Ali Zada representan las de otras muchas personas solicitantes de asilo que han perdido su refugio y sus escasas posesiones en el incendio de Moria. Miran al futuro con incertidumbre y desesperación. ACNUR está en terreno proporcionando asistencia y ayuda de emergencia a estas personas.

Sin comida

Mostafa Bahadori nació y se crió en Irán. Sus padres son refugiados afganos. Llegó a Grecia con su familia después de un largo viaje desde Irán. Para llegar a Grecia tuvo que atravesar Turquía. Pasaron muchas dificultades, pero, finalmente, llegaron a Lesbos.

Después de lo ocurrido en Moria, se han quedado sin nada. Sin refugio, comida ni agua. Desde la semana pasada, el ejército griego ha estado proporcionando comida y agua a los solicitantes de asilo. Para apoyar al gobierno, ACNUR ha enviado a Lesbos más de 6.000 paquetes de raciones de alimentos secos. Además, está distribuyendo materiales de emergencia como mantas, sacos de dormir, esterillas, bidones, lonas de plástico y artículos de higiene.

Sin recursos

Nassrulah Paiwandi es un afgano de 27 años. Llevaba 18 meses en el centro de acogida para solicitantes de asilo de Moria cuando ocurrió el incendio. Tiene dos hijos pequeños hambrientos, no tiene comida que darles y el futuro se presenta muy incierto para él.

Además de enviar alimentos, ACNUR ha proporcionado ayudas económicas para cubrir las necesidades básicas de las personas afectadas. Junto con sus socios en terreno, continúan los trabajos para identificar y asistir a solicitantes de asilo vulnerables, como familias con niños pequeños y mujeres solas, informándoles de que ahora pueden buscar refugio en el nuevo campamento.

Sin techo

Saifullah Ali Zada ​​es un solicitante de asilo de 38 años. Proviene de Herat, Afganistán. Viajó con su familia por Irán y Turquía antes de llegar a Lesbos. Arriesgaron su vida cruzando el Mediterráneo. Llevan varios días durmiendo al raso. La incertidumbre es enorme y no sabe qué va a pasar con ellos.

ACNUR está redoblando sus esfuerzos para proporcionar cobijo y artículos básicos a los, aproximadamente, 11.000 solicitantes de asilo que aún carecen de refugio adecuado. Está ayudando a las autoridades griegas a habilitar una asentamiento temporal alternativo a Moria en el área de Kara Tepe, en Lesbos, y está proporcionando asesoramiento técnico y compartiendo su experiencia en planificación e instalación de campamentos.

Pacto sobre Migración y Asilo

La Comisión Europea va a adelantar el lanzamiento de su nuevo Pacto sobre Migración y Asilo al 23 de septiembre, como consecuencia, en parte, de estos acontecimientos ocurridos en Lesbos y para dar una solución y una respuesta conjunta por parte de Europa a la crítica situación por la que atraviesan miles de solicitantes de asilo.

ACNUR ve este próximo Pacto de Migración y Asilo como un potencial nuevo comienzo y espera que se aproveche esta oportunidad.