Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

El virus se extiende por Europa

Las restricciones y el temor a nuevos confinamientos aumentan en Europa ante la segunda ola de coronavirus. España, el país con más casos de la UE, tiene en Madrid el epicentro de la pandemia, donde a partir de ayer lunes hay 850.000 personas con limitada libertad de movimientos. Mientras, el Reino Unido advierte que se está en un "punto crítico" .

El temor a la segunda ola del virus provocó este pasado lunes fuertes caídas en las bolsas europeas, como Fráncfort (-4,37 %), Milán (-3,75 %), París (-3,74 %), Madrid (-3,43 %) y Londres (-3,38 %). El Euro Stoxx 50, el índice que agrupa a las mayores empresas de la zona del euro, se ha dejado un 3,74 %.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció ayer la lista inicial de 156 países que se han unido a la red COVAX para el desarrollo, producción y distribución equitativo de la vacuna contra la COVID-19 cuando ésta sea descubierta, en la que sin embargo brillan por su ausencia China y Estados Unidos.

Los casos de coronavirus en todo el mundo han superado ya, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, los 31 millones de personas y el número de muertos se acerca a los 961.000.

MOVILIDAD LIMITADA EN EL SUR DE MADRID

El sur de Madrid comenzó ayer lunes con fuertes medidas para limitar la movilidad, que afecta a 850.000 habitantes repartidos por seis distritos, sobre todo en el sur, y otros siete municipios de la región.

Este semiconfinamiento, en las zonas más deprimidas y más pobladas de Madrid, supone que solo se podrá salir de las áreas afectadas para actividades imprescindibles, como ir a trabajar, acudir la universidad o cuidar a un mayor.

Además, ayer entraron en vigor otras medidas, como la limitación de reuniones a seis personas, la reducción de aforos al 50 %, mientras los velatorios se limitan a quince personas al aire libre y a diez en sitios cerrados, el aforo de los lugares de culto se reduce a un 33 % de la capacidad máxima y se cierran parques y jardines.

El ministerio español de Sanidad notificó este pasado lunes 31.428 nuevos casos de coronavirus desde el pasado viernes, 2.975 confirmados en las últimas 24 horas, con lo que el total de infecciones desde el inicio de la pandemia asciende a 671.468 y el de muertes a 30.663, con 168 decesos más durante el fin de semana y 311 en los últimos 7 días.

El presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, y la conservadora Isabel Díaz Ayuso, presidenta regional de Madrid, se reunieron para coordinar la ayuda que ponga freno a la expansión de la epidemia en la comunidad autónoma madrileña.

Ambas administraciones trazarán un "plan especial" para Madrid, con más medios de rastreo del virus adicionales, desinfección, logísticos, sanitarios, y de reforzamiento de la capacidad hospitalaria.

REINO UNIDO

La pandemia de la COVID-19 aumenta en todo el Reino Unido. Los contagios diarios pueden llegar a 50.000 y las muertes a más de 200 por día a mediados de octubre si no se toman medidas para contener el coronavirus, dijo este lunes el director científico del Gobierno, Patrick Vallance.

Los casos de la enfermedad se están duplicando cada siete días, pero sin restricciones la velocidad de expansión de la pandemia se disparará, explicó Vallance en una presentación junto con el director médico del Gobierno, Chris Whitty.

Estos dos expertos, principales asesores científicos del Ejecutivo, se reunieron el fin de semana con el primer ministro británico, Boris Johnson, y el ministro de Sanidad, Matt Hancock, para evaluar el preocupante avance de la COVID-19 en el país, donde más de 40.000 personas han muerto desde el comienzo de la pandemia.

ALEMANIA

En Alemania, el ministro de Sanidad, Jens Spahn, advirtió este lunes del peligro de que el incremento de los casos de COVID-19 en Europa acabe afectando a Alemania y puso a España como ejemplo de lugar donde la pandemia "no está bajo control".

En una entrevista en la radio pública nacional "Deutschlandfunk", Spahn dijo que lo que le preocupaba era "la dinámica" de Alemania. Pero especialmente "en nuestros vecinos inmediatos, como Francia, Austria, Holanda, todos estos países tienen una incidencia mucho mayor que la nuestra y una dinámica, por ejemplo en España, que parece que no está bajo control", agregó.