Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE ⮕

Josep Borrell pide al ministro de Exteriores bielorruso "parar la represión"


El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, en una imagen de archivo. El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, en una imagen de archivo.

El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, llamó al ministro de Asuntos Exteriores de Bielorrusia, Vladimir Makei, para abordar los eventos tras las elecciones presidenciales de agosto, que la UE no reconoce, y pedirle que cese la represión contra los ciudadanos.

Borrell reiteró en la conversación el viernes noche la posición de la UE, que considera fraudulentos los comicios que dieron como vencedor a Alexandr Lukashenko y ha impuesto sanciones a 40 personas consideradas responsables de la represión y violencia contra la oposición, entre las que no figura el propio Lukashenko.

"El alto representante reiteró las expectativas de la UE de que las autoridades bielorrusas pongan fin a la violencia y la represión contra los ciudadanos, liberen a todos los detenidos y presos políticos, respeten la libertad de medios y la sociedad civil", informó este sábado el Servicio Europeo de Acción Exterior en un comunicado.

Borrell llamó también a las autoridades bielorrusas a iniciar un "diálogo nacional inclusivo" y, en este sentido, pidió a Minsk aceptar la propuesta de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) de apoyar este dialogo con una visita al país, iniciativa que respalda la UE.

El jefe de la diplomacia comunitaria expresó además su "total solidaridad" con Polonia y Lituania ante la "infundada y lamentable" demanda de las autoridades bielorrusas de que saquen a sus embajadores del país y reduzcan sus delegaciones diplomáticas en Minsk.

"La UE está unida en su posición sobre la situación en Bielorrusia. Los intentos de las autoridades de apuntar a ciertos Estados miembros no logrará debilitar la unidad de la UE", reiteró Borrell, según el comunicado.

Tanto Polonia como los países bálticos respaldan plenamente a la oposición bielorrusa y defienden la ampliación de las sanciones comunitarias al presidente Lukashenko, que no fue incluido en la lista por la intención de Bruselas de mantener el contacto con las autoridades bielorrusas para impulsar un "diálogo político".

En este sentido, Borrell subrayó en su conversación con Makei la "importancia de mantener los canales de comunicación abiertos" y reiteró el apoyo comunitario a la "independencia y soberanía" de Bielorrusia, así como a las "legítimas demandas" de sus ciudadanos y el respeto por sus derechos y elección democrática.

Desde los comicios presidenciales, considerados fraudulentos por la oposición y Occidente y que dieron la reelección a Lukashenko, que lleva 26 años en el poder, miles de bielorrusos protestan en las calles de varias ciudades del país, mientras que el Gobierno recurre a la represión.

Los siete miembros del llamado presídium opositor están detenidos o en el exilio, con la excepción del sindicalista Serguéi Dilevski y la Nobel de Literatura Svetlana Alexiévich, quien viajó a Alemania para someterse a tratamiento médico y se desconoce cuándo volverá.