Abuelas y Madres de Plaza de Mayo repudian el "golpe de Estado" en Bolivia

Organismos de Derechos Humanos argentinos como madres y abuelas de la Plaza de Mayo, ofrecen una rueda de prensa hoy viernes en Buenos Aires (Argentina), para denunciar las violaciones a los Derechos Humanos en Bolivia. EFE/Juan Ignacio Roncoroni Organismos de Derechos Humanos argentinos como madres y abuelas de la Plaza de Mayo, ofrecen una rueda de prensa hoy viernes en Buenos Aires (Argentina), para denunciar las violaciones a los Derechos Humanos en Bolivia. EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Representantes de Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y otras organizaciones sociales argentinas mostraron este viernes su "enérgico repudio" por lo que consideran un "golpe de Estado" en Bolivia y alertaron del "retorno de los fascismos".

En un acto convocado para la prensa en Buenos Aires, las agrupaciones denunciaron una "cacería" de las fuerzas de seguridad bolivianas con "arrestos sin órdenes judiciales" de ciudadanos, según reza un comunicado leído por la madre de Plaza de Mayo Taty Almeida.

Evo Morales renunció el pasado domingo a la presidencia de Bolivia después de varias semanas de protestas, originadas tras las elecciones del pasado 20 de octubre, que dieron la reelección al entonces mandatario pero que la oposición acusó de fraudulentas.

Morales -que había sido instado por las fuerzas armadas y a la policía a renunciar al puesto- se encuentra desde el pasado martes en México donde recibió asilo político, mientras que la opositora Jeanine Añez, vicepresidenta del Senado, se autoproclamó ese mismo día nueva presidenta interina de Bolivia con el objetivo de convocar nuevas elecciones.

En declaraciones a Efe, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, denunció que en el país vecino se está produciendo una persecución "política y racial", porque se está "persiguiendo a los originarios, los están queriendo excluir de cualquier participación ciudadana como si no fueran parte del país".

Las portavoces de las organizaciones reunidas en el acto de este viernes pusieron en duda la legitimidad de Añez y la acusaron de "ser nombrada por la cúpula militar" así como acusaron a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a su secretario general, Luis Almagro, de actuar a las órdenes de Estados Unidos.

Las organizaciones presentes convocaron una marcha en la Plaza de Mayo de Buenos Aires para el próximo lunes que reunirá a varias organizaciones para protestar en contra de esta situación, en la que llamaron a portar "Whipalas", la bandera indígena boliviana.

La integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Vera Jarach alertó sobre "el retorno de los fascismos" en el mundo y comparó el escenario político actual con el existente en los años 70 en Suramérica.

Asimismo, Jarach aprovechó su intervención para reclamar la vuelta de Evo Morales a Bolivia para "que se restablezca la paz y la democracia" y reclamar que no se persiga a los partidarios de este.

Morales afirmó este viernes que está estudiando la posibilidad de volver a La Paz o viajar a Argentina después de que el presidente electo de este país, Alberto Fernández, sea investido el día 10 de diciembre. Por su parte, Añez advirtió a Morales que si retorna al país deberá resolver sus cuentas con la justicia por delito electoral.