Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

"La Ley de Memoria Democrática debe servir para que España mire de frente a su propia Historia"

Unai Sordo en una imagen de archivo. Unai Sordo en una imagen de archivo.

Aunque se trata del anteproyecto, Unai Sordo explica que CCOO quiere interpelar a todos los grupos políticos con representación parlamentaria a sumar esfuerzos para mejorar, si cabe, un texto largamente esperado que no puede defraudar la esperanza de miles de víctimas y de sus familias. Todos estos españoles y españolas, sus hijos y nietos, esperan que el país mire de frente, sin miedos ni complejos al periodo más negro de la historia contemporánea española.

Según Unai Sordo el anteproyecto trata de cuestiones fundamentales: la elaboración de un censo de víctimas; la formación de un banco de ADN y la apertura de fosas; la creación de una Fiscalía de Sala del Tribunal Supremo para promover la investigación sobre los crímenes de la dictadura; y la inclusión de la Memoria Democrática en los currículos escolares.

Mediante todos los mecanismos democrático, esta ley tiene que servir para hacer finalmente efectivos los principios de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición de los crímenes que perpetró la dictadura franquista. También deber servir para sortear los intentos revisionistas de reescribir de manera interesada nuestro pasado como pueblo. Unai Sordo confía en que de este modo se devuelva a los españoles y españolas la oportunidad de conocer la verdad de lo ocurrido en la Guerra y la posterior dictadura franquista, ateniendo a la reparación de las injusticias que se cometieron.

Con el anteproyecto de la ley se abre una nueva etapa para el movimiento memorialista, pero también para las organizaciones que lucharon contra la dictadura, como Comisiones Obreras, para realicen las aportaciones que consideren oportunas. Unai Sordo ha anunciado que CCOO pone a disposición de las autoridades su experiencia de su red de archivos históricos y su propia memoria colectiva con el propósito de aportar luz sobre la oscuridad del franquismo.

Por fin, Comisiones Obreras pide a las fuerzas parlamentarias que estén a la altura del momento, participando en la tramitación y mejora del anteproyecto. No puede haber posturas de obstrucción en el camino de la concordia democrática, de la reconciliación, con el fin de construir una convivencia más sólida.