HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Bulgaria niega que su policía disparara contra refugiados en la frontera


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Las autoridades de Bulgaria rechazaron este martes informaciones sobre supuestos disparos de policías búlgaros contra inmigrantes al intentar cruzar la frontera con Turquía.

Varios medios de comunicación europeos, entre ellos, los diarios Le Monde (Francia) y The Times (Reino Unido) y la televisión pública alemana ARD, ha publicado imágenes de vídeo de un supuesto incidente sucedido el pasado 3 de octubre en la frontera entre Bulgaria y Turquía.

En esas imágenes se ve a un grupo de inmigrantes sirios en una zona boscosa, se escucha un disparo y luego se ve a un joven caer al suelo herido de bala bajo la axila.

El ministerio de Interior búlgaro aseguró este martes que los agentes búlgaros impidieron ese día la entrada de 65 inmigrantes, que lanzaron piedras y objetos en llamas.

"Como resultado se rompió el cristal de un coche y de una caseta de vigilancia, y un policía búlgaro fue herido. En ningún momento se usaron armas de fuego contra los inmigrantes”, aseguró una fuente del ministerio en declaraciones a EFE.

El ministro interino del Interior, Ivan Demerdzhiev, había asegurado el lunes en rueda de prensa en Sofía que los inmigrantes que intentan cruzar la frontera turca "son cada vez más agresivos y utilizan además de piedras, también cuchillos u otras armas”.

"Si alguien espera que la policía no responda a estas acciones y que no cuidemos la vida y la salud de los agentes de la policía fronteriza búlgara, se está equivocando", aseveró el ministro.

"Si los inmigrantes no son agresivos, les aseguro que no habrá casos en los que ellos mismos sufran de las acciones de la policía fronteriza”, enfatizó el ministro.

Según el ministerio del Interior, el número de inmigrantes irregulares detenidos en lo que va el año alcanza ya más de 14.000, casi el doble que el año pasado.

Además, en lo que va de año los agentes búlgaros aseguran haber impedido la entrada ilegal de unas 150.000 personas.

Los países de la UE deben decidir la semana que viene si aceptan la recomendación de la Comisión Europa de ampliar la zona Schengen, de libre circulación, a Bulgaria y Rumanía.

Algunos países, como Austria y Países Bajos, se resisten a dar su visto bueno a Bulgaria, justamente alegando que no protege bien la frontera exterior de la UE, o sea, con Turquía.