HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Ocho preguntas esperando respuestas en clave azulgrana


  • Escrito por Francisco Ávila
  • Publicado en Sport
(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

A 34 días para que se cierre oficialmente la temporada, en la que el Barcelona se ha quedado cuatro años después en blanco, las decisiones se acumulan en el despacho de Joan Laporta en Arístides Maillol y también las preguntas entre los aficionados azulgrana.

Éstas son unas cuantas:

¿El futuro de Xavi?

A finales de enero, después de perder ante el Villarreal, anunció que se iba. Desde entonces, lo ha repetido en la sala de prensa cada vez que los medios le han preguntado. Las expulsiones sufridas, la tensión en cada partido desde la banda y su manera de manejar la relación con los medios hacen complicada su continuidad, aunque existe una pequeña ventana para quedarse.

Xavi ha rehecho su discurso desde entonces y ha solicitado una fuerte inversión en futbolistas para continuar. El club no parece dispuesto a ello bajo la premisa económica.

¿Quiénes son entonces los aspirantes al banquillo?

El club, a falta de una reunión final sobre Xavi que se producirá en los próximos días, empezó manejando una lista después de una 'tormenta de ideas' entre los miembros de la secretaria técnica, pero solo han quedado dos: Rafael Márquez y Hans Flick. Como en 'can Barça' todo análisis de situación se mide en términos económicos, el mexicano es el que está más cerca.

De Márquez se valora su trayectoria al frente del equipo filial, ahora en posición de promoción de ascenso, y su conocimiento de los jóvenes valores.

Sobre Flick, un entrenador mucho más contrastado, se mantienen dudas sobre su desconocimiento de la liga española y también del idioma.

¿Continuarán Joao Cancelo y Joao Félix?

El carrilero (cedido por City), que tuvo que cambiar de banda por la lesión de Balde, ha sido señalado en dos partidos cruciales de la temporada: la derrota ante el PSG -penalti cometido a Dembélé y error en el primer tanto de los parisinos-. El delantero (cedido por el Atlético de Madrid) ha sido muy irregular, con buenas actuaciones puntuales, pero sin continuidad. El Barça tiene que decidir al respecto, pero difícilmente se quedará a ambos.

¿Qué incidencia han tenido los fichajes?

Prácticamente nula. El joven Vitor Roque 'Tigrinho', el fichaje más caro de la temporada, apenas ha contado en la Liga y no ha jugado en la Champions, pese a ser una contratación de 30 millones más una cantidad similar en 'bonus'.

Oriol Romeu, fichado del Girona para jugar como mediocentro en el primer año sin Sergio Busquets, empezó a buen nivel, pero poco a poco se fue diluyendo, hasta no jugar. Íñigo Martínez ha cumplido cuando ha jugado.

El mejor fichaje ha sido el de Ilkay Gundögan, un futbolista muy regular y desequilibrante, al que le ha perjudicado jugar muchas veces fuera de su posición ante las ausencias por lesión de Frenkie de Jong y Pedri.

¿Tendrá que realizar ventas 'dolorosas' para cuadrar sus cuentas?

Seguramente. En todas las listas figuran Ronald Araujo, Frenkie de Jong, incluso Robert Lewandowski o Raphinha. El Barça necesita hacer caja para poder superar las restricciones del 'fair play' financiero.

¿Cuántas veces ha acabado últimamente el Barça su temporada en blanco?

Es la tercera desde 2008. En aquella ocasión se vivió el fin de la era Ronaldinho, con Frank Rijkaard en el banquillo. La última se produjo en la 2019-20, que inició con Valverde como técnico y acabó con Quique Setién y el 2-8 en Champions contra el Bayern.

¿Y los brotes verdes?

La aparición de dos jóvenes jugadores (Lamine Yamal y Pau Cubarsí) capitaliza las buenas noticias en clave azulgrana. Lamine Yamal es la gran aparición seguramente del fútbol continental esta temporada, por su desborde y su calidad a pesar de sus dieciséis años.

Pau Cubarsí, con diecisiete años, ha logrado equilibrar la defensa azulgrana y es otra de las grandes sensaciones del curso.

¿Y ahora qué?

El Barça de Laporta se encuentra en la encrucijada. Agobiado por las deudas, abrir el nuevo Camp Nou -previsto para antes de finales de año- le debe permitir una nueva vía de ingresos; como también el nuevo contrato para la camiseta, que se debe solucionar en un par de semanas. Todo ello pendiente de la decisión final sobre Xavi, en una reunión entre los miembros de la comisión técnica que se tiene que celebrar en una o dos semanas.