Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Las razones por las que las mujeres volverán a tomar la calle el 8M


Las razones por las que las mujeres volverán a tomar la calle el 8M / EFE. Las razones por las que las mujeres volverán a tomar la calle el 8M / EFE.

Las violencias machistas, la precariedad, la losa de los cuidados, la falta de seguridad y libertad en la vivencia de la sexualidad y el placer y la brecha salarial y de las pensiones protagonizarán las protestas del Día Internacional de la Mujer, en el que se volverá a denunciar que la desigualdad se cierne gravemente sobre la mitad de la población.

El movimiento feminista español ha articulado las manifestaciones del 8M de 2020 en torno a cuatro grandes ejes de reivindicación: violencias, cuerpos, fronteras y economía. Especial énfasis se pondrá en la discriminación interseccional que padecen las mujeres migrantes, racializadas, pobres y aquellas que pertenecen al colectivo LGTBI, especialmente las trans.

"Nuestras vidas siguen marcadas por las desigualdades, por las violencias machistas, por la precariedad, por la cisheteronorma, por procesos de exclusión derivados de nuestros empleos, por la expulsión de nuestras viviendas, por el racismo y la no corresponsabilidad ni de los hombres ni del Estado en los trabajos de cuidados", resume la Comisión 8M de Madrid.

A continuación, algunas de las razones que llevarán a mujeres -y hombres- a manifestarse en las distintas ciudades y pueblos españoles el próximo domingo:

- Violencia de género: desde 2003, 1.046 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. En los últimos seis años, 286 menores han quedado huérfanos como consecuencia de estos crímenes y 35 niños han sido asesinados por sus padres o las parejas de sus madres.

Desde que existe la ley integral contra la violencia de género, más de 1,4 millones de mujeres han denunciado malos tratos.

Según el CIS, siete de cada diez españoles consideran que hay que hacer más en la lucha contra la violencia machista.

- Violencia sexual: En 2019 se denunciaron 15.338 delitos sexuales, 42 al día, y 1.878 violaciones, lo que supone que una mujer denuncia una agresión sexual cada cinco horas en España. El martes, el Gobierno aprobará en el Consejo de Ministro el decreto de la ley de libertad sexual y contra las violencias sexuales, una de las principales reivindicaciones del movimiento feminista.

El feminismo también pide que se acabe con la trata con fines de explotación sexual que padecen mujeres y niñas y exige una mayor formación y perspectiva de género en la justicia, los cuerpos policiales, los servicios sociales y sanitarios, así como en el cuerpo docente.

Asimismo, exige prestar atención y especial protección a las mujeres con discapacidad o enfermedades mentales, migrantes y solicitantes de asilo, que al pertenecer a colectivos vulnerables padecen más violencia.

- Control la vida sexual y reproductiva, garantía del derecho a interrumpir involuntariamente el embarazo.

- Libre expresión de la sexualidad, identidad y/o expresión de género.

- Impulso de una educación igualitaria. Creación de una asignatura afectiovosexual para acabar desde la infancia con la discriminación y las relaciones desiguales.

- Defensa de los derechos de las mujeres migrantes. Defensa de los derechos de las mujeres cuidadoras y empleadas del hogar. Defensa de los derechos de las mujeres rurales.

- Acabar con la precariedad laboral. La brecha salarial es del 22 % en España y la de las pensiones sube hasta el 34 %. La tasa de paro es mayor entre ellas, al igual que la temporalidad de los empleos.

- Exigencia de la corresponsabilidad, tanto de los hombres como del Estado. Las mujeres son las que sostienen mayoritariamente las tareas de cuidados: UGT denuncia que el trabajo doméstico y de cuidados es una "esclavitud tangible" que, de ser remunerado, supondría el 30 % de los puestos de trabajo del país y el 15 % del PIB.

El 90 % de las personas que abandonan su trabajo para el cuidado de un familiar dependiente son mujeres, la misma cifra que solicita excedencias para el cuidado de familiares. El 95 % de las personas ocupadas a tiempo parcial para el cuidado de familiares son también mujeres.

- Fin de la dictadura del canon estético, defensa de la diversidad.

- Exigencia de un modelo de consumo más sostenible y respetuoso con el planeta. EFE.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider