Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Laura de los Ríos Giner


Laura de los Ríos Giner (1913-1981) junto a su padre Fernando de los Ríos (Ministro de Educación en la II República). Exiliada en EEUU, daría clase en distintas universidades americanas y su labor como escritora, intelectual y artista. Se casó con Francisco García Lorca. / https://twitter.com/latinapaterson/status/1325936611457183745/photo/1 Laura de los Ríos Giner (1913-1981) junto a su padre Fernando de los Ríos (Ministro de Educación en la II República). Exiliada en EEUU, daría clase en distintas universidades americanas y su labor como escritora, intelectual y artista. Se casó con Francisco García Lorca. / https://twitter.com/latinapaterson/status/1325936611457183745/photo/1

El 14 de diciembre de 1981 fallecía la profesora de literatura Laura de los Ríos Giner en Madrid, una mujer dedicada intensamente a la enseñanza en los Estados Unidos, además de ser hija de dos grandes personajes, Fernando de los Ríos y Gloria Giner de los Ríos, y esposa de otro personaje, Francisco García Lorca.

Laura Giner de los Ríos nació en Granada en el año 1913 donde enseñaba su padre Derecho Político, y su madre Geografía e Historia en la Escuela Normal. Laura tuvo la inmensa suerte de vivir su infancia rodeada de un círculo intensamente intelectual, en el que destacaron, entre otros, además de sus padres, Manuel de Falla, Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubí, y los hermanos García Lorca, Federico, Francisco e Isabel. Federico le dedicaría a Laura la primera parte de un poema de su libro Canciones, editado en 1927. La segunda parte del poema era para su hermana. Laura e Isabel entablaron una amistad para siempre:

“(A Laurita, amiga de mi hermana)



La luna está muerta, muerta

;
pero resucita en la primavera.



 

Cuando en la frente de los chopos


se rice el viento del Sur.



 

Cuando den nuestros corazones


su cosecha de suspiros.



 

Cuando se pongan los tejados


sus sombreritos de yerba.



 

La luna está muerta, muerta;


pero resucita en la primavera.”

 

Laura no fue al colegio porque su madre, sobrina del gran Francisco Giner de los Ríos y una intensa renovadora de la enseñanza de la Geografía y la Historia, consideraba que la educación en Granada no era la adecuada, y se formó en casa, también junto con Isabel. La profesora era la propia Gloria, y cuando sus obligaciones le impedían ejercer esta función, era realizada por alumnas de la Normal. Otra de las profesoras sería la alemana Berta Wilhelmi, vinculada a la Institución Libre de Enseñanza, una figura fundamental en la enseñanza en Granada, y que había creado unas colonias escolares en Almuñécar.

La etapa granadina terminó a comienzos de la nueva década. Su padre ganó la plaza de Ciencia Política y Derecho Político en la Universidad Central de Madrid en el año 1930, y los acontecimientos de 1931 le llevarían a la primera plana de la política como ministro de Justicia del Gobierno Provisional de la República, diputado, y luego ministro de Instrucción Pública en el primer Gobierno constitucional, ya con Azaña como presidente del Consejo de Ministros. Pero Gloria Giner quería mantener su carrera profesional, aunque realizó algunas tareas de tipo protocolario al lado de su esposo. Así pues, Gloria Giner solicitó el traslado y obtuvo una plaza e Zamora. La adolescente Laura pasó durante un tiempo la vida entre dicha ciudad y Madrid.

Laura ingresaría en la Universidad. En 1933 participó en el Crucero universitario por el Mediterráneo, una novedosa e intensa experiencia pedagógica. Laura e Isabel estuvieron en el grupo de La Barraca, en las Misiones Pedagógicas (existe una fotografía en la que Federico, delante de un camión presenta a Pedro Salinas, Eduardo Ugarte, y a Isabel y Laura). En el año 1936 terminó sus estudios, junto con su eterna amiga Isabel. Residían en la Residencia de Estudiantes, estudiando para la cátedra del Instituto de Granada. El examen final tenía que ser el 18 de julio. Y estalló la guerra.

La Residencia pasó en ese verano a ser un albergue para los hijos de los que estaban en el frente. Laura de los Ríos se dedicó a enseñar a esos niños. Elena Fortún haría un interesante reportaje en Crónica sobre esta experiencia, y que podemos consultar en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional.

Después se fue con sus padres a París, y con Isabel también, ya que Fernando de los Ríos había sido nombrado embajador. Después la familia, junto con la abuela materna y otro familiar pasarían a residir en Estados Unidos. La abuela paterna llegaría después.

Y fue en Estados Unidos donde la joven Laura de los Ríos comenzó su fructífera carrera como profesora. Se doctoró en New York con una tesis sobre los cuentos de Clarín, y que sería publicada por la Revista de Occidente. Allí en el Barnard College de la Universidad de Colombia comenzó a enseñar literatura española. También dio clase en la Escuela de Verano del Middlebury College.

En 1942 se casaría con Francisco García Lorca. El matrimonio tuvo tres hijas. Al morir García Lorca en 1976, Laura se dedicó a ordenar y difundir la casi desconocida obra de su esposo. Antes habían regresado a España en 1965, junto con Gloria Giner, que falleció en 1970. Laura impulsó con Elvira Ontañón las colonias infantiles de vacaciones, así como la propia ILE.

En junio de 1980 pudo enterrar a su padre en el Cementerio Civil de Madrid, tantos años después de haber fallecido, junto con su madre. Al año siguiente, moriría de forma repentina.

Laura de los Ríos Giner fue una mujer extraordinaria por su vinculación con la cultura española, por su vocación pedagógica, y por reunir en su persona tantas influencias de esa España progresista, culta y peregrina del pasado siglo.

Antonia Rodrigo publicó en la revista Triunfo (19), un artículo sobre Laura de los Ríos, en el año 1982 con el título, “Laura de los Ríos”, y que podemos consultar en la red.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider