Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

María de la O Lejárraga (Martínez Sierra) y la mujer en el gobierno


Foto de archivo de María de la O Lejárraga. Foto de archivo de María de la O Lejárraga.

La revista Mundo Femenino realizó, a través de Nieves Pi, una encuesta a ocho destacadas mujeres de los años treinta sobre el tema “La Mujer en el Gobierno”. En este artículo nos acercamos a la entrevista que se practicó a la escritora María Martínez Sierra, que como sabemos era María de la O Lejárraga, a la que hemos dedicado un estudio en esta misma sección.

Debemos recordar que esta revista, nacida en 1921, era el órgano de la Asociación Nacional de Mujeres Españolas, una de las principales organizaciones feministas del país, en el ámbito progresista moderado, defensora del sufragismo, y donde estaban figuras como María de Maeztu, Clara Campoamor o Victoria Kent, entre otras. La revista dio un giro conservador a partir de 1932. La entrevista es del verano de 1934. La entrevistada era en ese momento diputada, con un destacado protagonismo en la Cámara en asuntos educativos.

“María Martínez Sierra, la diputada socialista, que es en el presente de la vida española la mujer de más excelsas cualidades, me acoge con su llaneza habitual, y cordialmente, con dulzura que pone encanto en su voz, contesta a mis preguntas.

—Sí llegara usted al Poder, ¿para qué cargo se consideraría competente?

—Para Rector de una Universidad.

—¿Por qué?

—Por ser mis pasiones la enseñanza y la organización. Me encanta enseñar y organizar.

—¿Cómo se iniciaron sus aficiones a la política?

—Por amor natural a la justicia.

—¿Qué posibilidad ve usted en la mujer para el gobierno de los pueblos?

—Las mismas exactamente que en el hombre. Con iguales resultados de capacidad y un poco más de eficacia que el hombre, por el sentido de realidad que es nuestra característica, a pesar de todas las irregularidades políticas que el hombre se ha divertido en soñar en nosotras y para nosotras.

—¿Qué impresión le merece para el porvenir la difícil situación en el mundo?

—Eso... Mire usted, Nieves, eso es -mejor -que se lo pregunte a Madame Thebes...”

(Fuente: Mundo Femenino, número 100 de 1 de julio de 1934).