Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Las socialistas suecas entre 1926 y 1927


Las socialistas suecas celebraron un Congreso en la primavera de 1928 donde repasaron su labor en los dos años anteriores.

El trabajo había sido intenso, con un claro aumento de la afiliación, creándose nuevos grupos, repercutiendo favorablemente en la organización, integrada en el Partido Socialdemócrata sueco. Los datos concretos eran los siguientes: 6.000 afiliadas en 184 grupos, 15 organizaciones de distrito y 2 asociaciones locales de grupos.

Las socialistas suecas habían participado activamente en la campaña electoral del Partido, y habían sacado cinco actas para el Parlamento, habiendo también mujeres en los órganos municipales del país.

La organización socialista femenina estaba muy involucrada en el nivel internacional. Las relaciones con el Comité Internacional de Mujeres Socialistas estaban coordinadas por Signe Vessmann y Nelly Thüring. En este sentido, en 1927 las socialistas suecas fueron visitadas por la destacada socialista austriaca Emny Freundlich en el verano.

El Día Internacional de la Mujer de 1927 se había celebrado organizándose excursiones de propaganda por todo el país, y en las que había participado algunos líderes del Partido.

Las socialistas suecas organizaban conferencias locales y nacionales, como las celebradas en Estocolmo en el año 1926. En el otoño de 1927 unas doscientas mujeres de toda Suecia se reunieron con el fin de organizar un curso sobre asuntos nacionales e internacionales. También se habían creado círculos de estudios que colaboraban en la tarea educativa del movimiento obrero sueco.

Las mujeres socialistas de Suecia estaban muy interesadas en las cuestiones referentes a la legislación, presentando mociones sobre reforma de las leyes penales, la educación, en materia sexual, sobre el problema de la población y acerca de la investigación de los nacimientos, una cuestión que preocupaba mucho al feminismo socialista internacional por la indefensión en las que quedaban las madres solteras.

Contaban con una revista mensual, Morgenbris (La Brisa Maternal), que había sido ampliada a veinte páginas.

Hemos consultado el número 6022 de El Socialista. En la hemeroteca de El Obrero encontrará el atento lector nuestros trabajos sobre el feminismo socialista de los años veinte, uno de nuestros más prioritarios intereses de investigación.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider