Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Rastreadores militares de covid han realizado más de 5 millones de llamadas


Los militares que realizan labores de rastreo de posibles contagiados de coronavirus han realizado hasta la fecha más de 5 millones de llamadas telefónicas, dentro de la operación Misión Baluarte liderada por el Mando de Operaciones.

Según un comunicado difundido este viernes por el Ministerio de Defensa, actualmente el Ejército de Tierra cuenta con 1.109 rastreadores, junto a los 65 del Ejército del Aire y los 136 de la Armada.

En el caso del Ejército de Tierra, la operación está siendo coordinada por el Mando Componente Terrestre (MCT) desde el Cuartel General de la Fuerza Terrestre (Sevilla).

Los militares son los encargados de contactar con personas que han dado positivo en covid-19 para interesarse por su estado de salud, sus posibilidades de conseguir alimentos y medicación, si son personas de riesgo por tener patologías previas o sus contactos recientes, desde dos días antes de presentar síntomas o si son asintomáticos, desde que se realizaron la prueba.

También se realizan seguimientos a contactos que no han dado positivo en coronavirus, pero que deben cumplir la cuarentena domiciliaria. Por otra parte, esta semana se están realizando seguimiento a las variantes de Argentina, Bolivia, Colombia y Namibia.

Para aumentar la vigilancia epidemiológica y de seguimiento, algunas comunidades están incrementando el número de rastreadores telefónicos.

Así, en las próximas 72 horas, Cantabria tiene previsto que se unan 10 rastreadores y Extremadura ha solicitado la incorporación de 30.

Junto a ello, el Ejército continúa prestando apoyo en la campaña de vacunación contra la covid-19, de forma que en Asturias, Canarias, Castilla la Mancha, Ceuta y Navarra los rastreadores están gestionando las citas.

Además, sigue proporcionando apoyo logístico para facilitar la administración de la vacuna en Extremadura, manteniendo seis tiendas en el Instituto Ferial de Mérida (IFEME); en Valencia, con una tienda en el Hospital Arnau de Vilanova, situado en la localidad de Liria, y en Castilla y León con ocho tiendas, en el Hospital de Ávila.