Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Un desgastado partido del Kremlin busca la mayoría en las elecciones legislativas


El partido oficialista Rusia Unida, desgastado por la pandemia del coronavirus y los 20 años que lleva en el poder, busca renovar a partir de este viernes la mayoría constitucional en la Duma o Cámara Baja ante unos comunistas que podrían aglutinar el voto de protesta de la marginada oposición al Kremlin.

"Necesitamos un Parlamento fuerte (...), que los diputados de la nueva Duma actúen en favor de los intereses de Rusia y su pueblo", dijo el presidente ruso, Vladímir Putin, en un mensaje televisado.

Es la segunda vez que los rusos podrán acudir a las urnas durante tres días -ya lo hicieron en el referéndum constitucional de 2020-, a lo que hay que sumar la opción en Moscú y otras seis regiones de votar de manera electrónica.

La Comisión Electoral Central (CEC) justificó la introducción de dicho sistema con la necesidad de minimizar los riesgos de contagio de coronavirus, pero la oposición lo considera un inmejorable instrumento de fraude en manos de las autoridades.

DESGASTE OFICIALISTA

Rusia Unida, formación fundada en 2001, controla con mano de hierro la Duma desde 2003, pero la contracción económica de los últimos años, la caída de los ingresos de los rusos y las restricciones vinculadas con la pandemia del coronavirus han hecho mella en su popularidad.

Según el último sondeo del Centro de Estudio de la Opinión Pública (Vtsiom) -cercano al Kremlin-, Rusia Unida tiene una intención de voto del 29,3 %.

"La situación económica es muy complicada. La vida de los rusos ha empeorado mucho en los últimos años y la reforma de pensiones en 2018 ha minado la confianza en el partido en el poder", comentó a Efe Dmitri Nóvikov, número dos del Partido Comunista de Rusia (PCR).

Los 450 diputados que se renovarán en la Duma se eligen según un sistema mixto: una mitad, por listas de partidos, y la otra, por cincunscripciones mayoritarias.

Los analistas predicen que Rusia Unida puede perder terreno en la votación por listas, pero asegurarse la mayoría constitucional -más de 300 escaños- gracias a las circunscripciones, donde el escrutinio es más fácilmente manipulable.

Con el fin de asegurarse el apoyo de las familias con hijos, los pensionistas y los militares, Putin prometió en vísperas de la votación subsidios y nuevos programas sociales, el punto fuerte de los comunistas.

Si Putin decide presentarse a la reelección en 2024 -según la nueva Constitución, podrá permanecer en el poder hasta 2036-, necesitará que el partido del Kremlin controle la Cámara Baja del Parlamento.

LOS COMUNISTAS, LA ALTERNATIVA

Dado que los principales líderes de la oposición extraparlamentaria han sido apartados, la única formación que puede hacerle sombra al oficialismo es el Partido de los Comunistas, la segunda formación en el Legislativo.

Las encuestas le dan un 16,6 % de intención de voto, pero los comunistas cuentan, además, con muchas opciones de batir a los candidatos oficialistas en varias regiones rusas, especialmente en Siberia y las zonas industriales. "Según nuestras encuestas, doblaremos los resultados de 2016", pronosticó Nóvikov.

En su favor también juega el "Voto Inteligente", programa ideado por el encarcelado líder opositor, Alexéi Navalni, para desbancar a Rusia Unida.

La lista alternativa que Navalni propone a sus partidarios en una aplicación electrónica que las autoridades intentan bloquear incluye a más de 1.200 candidatos, de los que la mayoría son comunistas.

BOICOT OPOSITOR A VOTACIÓN PROLONGADA

Los comunistas ven las dos primeras jornadas de votación como una tapadera para que las autoridades puedan "corregir los resultados negativos" en algunas circunscripciones.

"Para defender la limpieza de las elecciones, pedimos a todos nuestros votantes no acudir a las urnas los dos primeros días. Llamanos a votar solo el domingo", apuntó. Nóvikov considera que esa es la única forma de "minimizar las posibilidades de manipulación" de los resultados durante la votación y el escrutinio.

Su partido también llama a renunciar al voto electrónico, en el que participarán 2,6 millones de rusos, según la CEC. "La digitalización puede ser buena o mala. En el caso de unas elecciones, deben haber unas auténticas urnas, papeletas y bolígrafos", afirma.

PRESIONES OCCIDENTALES

En víspera de la votación, el Parlamento Europeo adoptó una resolución en la que considera que la Unión Europea "debe prepararse" para no reconocer a la Duma que salga de las elecciones rusas "si estas no cumplen con los principios democráticos y la legislación internacional".

Un total de 250 observadores internacionales vigilarán los comicios, de acuerdo con la CEC. "Lo único positivo es que la resolución es solo una recomendación", replicó Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin, al que los eurodiputados tacharon de "una cleptocracia autoritaria estancada dirigida por un presidente vitalicio rodeado de un círculo de oligarcas".

Además, las autoridades rusas volvieron a presionar hoy a los gigantes tecnológicos estadounidenses Google y Apple para que borren de sus plataformas la aplicación del "Voto Inteligente", ya que lo consideran una injerencia en las elecciones rusas, motivo por el que la pasada semana ya fue citado el embajador de EEUU.