Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Pakistán pide "reforzar" al Gobierno talibán por el bien de los afganos


El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, abogó abiertamente ante la Asamblea General de la ONU por "reforzar y estabilizar al gobierno actual" de los talibanes en Afganistán "por el bien del pueblo afgano".

En un discurso grabado desde Islamabad, Khan argumentó que la alternativa a eso es "dejar de lado a Afganistán", lo que acarreará "una enorme crisis humanitaria con repercusiones muy graves, un Afganistán caótico y desestalibilizado que volverá a convertirse en paraíso de terroristas".

Khan expuso sus argumentos para reconocer al gobierno talibán: dijo que han prometido respetar los derechos humanos, un gobierno inclusivo, dar una amnistía y no permitir el uso de su territorio para el terrorismo; "si la comunidad internacional les alienta e incentiva, todos ganamos, y los veinte años de presencia internacional en ese país no habrán sido en vano".

"En Afganistán se necesita ayuda y asistencia humanitaria inmediata", recordó, y citó que actualmente la mitad de la población afgana ya se encuentra en situación vulnerable, según cifras de la ONU. 

Hasta ahora, la comunidad internacional, con la UE y EEUU a la cabeza, está optando por no reconocer al gobierno afgano pero abrir con ellos algún tipo de contacto para encaminar al menos la ayuda humanitaria y permitir la salida de los afganos que hayan colaborado con el régimen depuesto.

Por otro lado, el primer ministro pakistaní se quejó de que su país sea culpado en Occidente por el triunfo de los talibanes, y recordó los bandazos que ha dado Estados Unidos en su política afgana en los últimos cuarenta años, apoyando primero a los muyahidines como "luchadores por la libertad", para pasar luego a llamarlos terroristas.

Pakistán, por su parte -adujo- no ha hecho sino sufrir las consecuencias de la inestabilidad en Afganistán, con un saldo de miles de muertos, millones de desplazados internos, ataques terroristas y tensiones regionales internas, todo ello producido por las continuas crisis en su vecino del oeste.