Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

El futuro del PSOE-M entre la “verdadera izquierda” o la “transversalidad”


  • Escrito por Ana Márquez
  • Publicado en Actualidad

El futuro de la secretaria general del PSOE de Madrid es cosa de dos, el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala (1972), y el portavoz adjunto de la Asamblea de Madrid, Juan Lobato (1984), quienes se disputan el cargo con dos modelos enfrentados: la verdadera izquierda o la transversalidad.

Ayala y Lobato se enfrentan para dirigir las riendas de un partido socialista en un momento de grave crisis interna tras la debacle electoral de los comicios autonómicos del 4 de mayo, en los que el PSOE obtuvo el peor resultado de su historia al quedar en tercer lugar, por detrás del PP y Más Madrid.

Esta derrota desencadenó la dimisión del portavoz socialista en la Asamblea de Madrid y candidato en esos comicios, Ángel Gabilondo, y del secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco; desde entonces, el PSOE-M está dirigido por una gestora liderada por Isaura Leal, cercana al líder socialista, Pedro Sánchez.

Las situaciones de interinidad e inestabilidad de liderazgo no son una excepción en la federación madrileña, ya que el PSOE-M ha estado dirigido por una gestora en otras dos ocasiones: en 2007 tras la dimisión de Rafael Simancas y en 2015 tras la de Tomás Gómez.

Ahora, dos candidatos de los cuatro aspirantes iniciales -no superaron el corte de los avales la secretaria general de la Agrupación Socialista de Paracuellos de Jarama, Eva Llarandi, y el militante socialista Félix Manuel Chaves- se enfrentan para regenerar al PSOE en una comunidad en la que lleva sin gobernar desde 1991, cuando Joaquín Leguina logró la Presidencia regional pese a la victoria electoral de Alberto Ruiz-Gallardón (PP).

DOS MODELOS PARA LIDERAR EL PSOE

Reactivar al electorado de la izquierda o aglutinar desde la transversalidad son las propuestas entre las que la militancia tendrá que elegir a su próximo secretario general con la finalidad de intentar desbancar a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.

El alcalde de Fuenlabrada, quien ya ha asegurado que no será el candidato de cara a las próximas elecciones de 2023, inició la campaña llamando a la "rebeldía de los militantes" para volver a hacer del partido la "izquierda caliente" frente al “candidato del aparato” que es para él Lobato, quien desde el primer momento recibió el apoyo de figuras como la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, o de alcaldes de la región como los de Móstoles, Parla o Alcalá de Henares.

Sin embargo, el exalcalde de Soto del Real aboga por la transversalidad desde un partido "moderno, dinámico y con los valores socialistas", unas ideas que han sido criticadas desde el equipo de Ayala, al considerar que su mensaje es un guiño al electorado de Ciudadanos, sin presencia ya en la Asamblea de Madrid.

Ante las críticas de que Lobato sea el candidato señalado desde Ferraz, fuentes cercanas a él lo niegan y recuerdan que en las primarias de 2017 se enfrentó a José Manuel Franco, quien finalmente se hizo con las riendas del partido tras contar con el apoyo de Pedro Sánchez.

La batalla entre ambos socialistas, a medida que avanza la campaña, parece más ajustada de lo que se preveía en un principio; Lobato partía como claro ganador pero fuentes socialistas advierten de un posible cambio de tornas en las votaciones que podrían suponer una ventaja para Ayala.

UN PSOE FRENTE A AYUSO

El próximo 23 de octubre, los alrededor de 13.000 afiliados socialistas están llamados a las urnas para elegir su futuro y el de la región madrileña ante un Partido Popular liderado por Isabel Díaz Ayuso que no parece perder potencia en la Comunidad con su enfrentamiento directo contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Diferentes ámbitos y sectores del PSOE-M piden una renovación de calado, incluso lo hacían antes de la debacle electoral, y cada vez más consideran que el partido debe modificar sus estrategias para recuperar la hegemonía de la izquierda frente a Más Madrid y motivar a los ciudadanos para disputar el poder al PP.

Otras familias de los socialistas madrileños miran de soslayo a estas primarias con las que consideran que no se conseguirá despertar el consenso y la ilusión suficiente entre el electorado para solventar años de sequía electoral.

Este rearme del socialismo tendrá que afrontar en menos de dos años las próximas elecciones autonómicas y municipales, lo que también salpicará a la dirección nacional del PSOE ante unas elecciones donde, si no cambia todo radicalmente, Ayuso seguirá teniendo al presidente Sánchez como su principal oponente y éste necesitará una defensa férrea de la federación madrileña.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider