Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

La Fundación ANAR denuncia los “agujeros” del Registro central de delincuentes sexuales


Los “agujeros” del Registro central de delincuentes sexuales han permitido que un hombre con dos condenas que suman más de 26 años de cárcel por pornografía infantil pudiera seguir trabajando en contacto con menores al haber recurrido las sentencias. La Fundación ANAR de ayuda a niños y adolescentes denuncia los problemas internos de ese instrumento.

“En la justicia española, hablar de recurrir es hablar de años“, se lamenta en declaraciones a Efe la directora del departamento jurídico del teléfono ANAR, Sonsoles Bartolomé.

Inscripción por cada condena

Según recoge el Ministerio de Justicia en su página web, el Registro Central de Delincuentes Sexuales es un sistema de información sobre la identidad, el perfil genético, las penas y las medidas de seguridad impuestas “personas condenadas en sentencia firme por cualquier delito contra la libertad e indemnidad sexuales o por trata de seres humanos con fines de explotación sexual, incluyendo la pornografía“.

Desde la Fundación piden que una vez que haya una condena por un delito sexual se inscriba en el registro, aunque no sea todavía firme, y reclaman también que los empleadores soliciten a sus trabajadores el certificado de antecedentes de forma periódica si trabajan en contacto con niños, no solo al contratarlos.

Según la ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor, presentar un certificado limpio es requisito para ser contratado o trabajar como voluntario en un sector que implique contacto habitual con menores (guarderías, escuelas, campamentos, clubes deportivos, etc), pero queda a criterio del empleador pedir nuevamente el certificado si tiene sospechas fundadas de que ha podido ser condenado después.

Cada año, según las cifras que maneja Justicia, se impide que centenares de delincuentes sexuales trabajen con menores. En 2019, por ejemplo, se solicitaron más de 2,6 millones de certificados y en 651 casos el resultado fue positivo.

Limpio con dos condenas

El debate surge tras detener la Guardia Civil a un hombre por abusar de un niño de 11 años en San Fernando (Cádiz).

Era entrenador del San Fernando Club Deportivo, que subraya que le presentó un certificado limpio cuando tramitó su ficha federativa, aunque sobre él pesaban dos condenas por delitos sexuales, de 2019 y de este mismo verano.

La más grave es la de 2019: 25 años por embaucamiento de once menores y elaboración de pornografía infantil cuando trabajó en un campamento en Ronda (Málaga) en 2016. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía la ratificó en 2020, pero el hombre la volvió a recurrir ante el Supremo, con lo que todavía no es firme.

Desde ANAR recuerdan la importancia de poner en marcha campañas de sensibilización ante los abusos sexuales para prevenirlos y saber detectarlos precozmente.

“Es más frecuente de lo que pensamos y no siempre se ven las señales. No es un fenómenos aislado y se puede dar en cualquier situación“, subraya Bartolomé recordando que los agresores suelen ser de la familia o del círculo de confianza de los menores.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider