Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Almudena Grandes: “En los 50, las mujeres eran imbéciles legales”

Almudena Grandes vuelve con “La madre de Frankenstein”, novela en la que cuenta los años centrales de la década de los 50, y quinto volumen de la serie “Episodios de una guerra interminable”.

Concepción Arenal, ética y filosofía de la compasión

La escritora, crítica y profesora de literatura Anna Caballé acaba de obtener el premio Nacional de Historia de España por su biografía sobre Concepción Arenal.

Rebeca Grynspan: “Me hice feminista para luchar porque todas podamos llegar”

Rebeca Grynspan asegura que se hizo feminista cuando, al asumir el puesto de viceministra de Hacienda, se dio cuenta que había llegado hasta allí gracias a la lucha de muchas mujeres antes.

Silvia Gil: “A las mujeres no se nos da la autoridad, tenemos que pelearlar”

Conocimos a Silvia Gil cuando le entregaron un premio. Enfundada en su impecable uniforme, con el tricornio bajo el brazo, cruzó el patio que conduce al salón de actos del CSIC con determinación y paso firme.

María Eugenia Gay: “Las mujeres debemos reivindicar lo que nos corresponde”

“Una luchadora nata”, así se define María Eugenia Gay, decana del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y una de las mujeres que más reivindica en el mundo de la justicia la igualdad.

Lita Cabellut: “En el pueblo gitano hay una generación con hambre de liberarse”

Lita Cabellut es una de las artistas españolas más cotizadas del mundo, con una vida y obra únicas. Afincada en La Haya (Holanda) ha visitado Madrid recientemente para participar en un debate sobre “Mujeres excepcionales”.

Anna Ferrer, 50 años ayudando a los “intocables”

A Anna Ferrer se le humedecen los ojos al contar que miles de personas han aprendido a “escribir su destino”, a “dudar de que la casta superior nazca así” o a “tener nombre y dirección”.

Mabel Lozano: “Soy abolicionista porque soy feminista”

Abolicionista, así se declara Mabel Lozano a quien el activismo y el cine le han servido para dedicar su vida a luchar contra la explotación sexual.

previous arrow
next arrow
Slider

Anomalías en el mar en La Palma: no son comparables con las de El Hierro


  • Escrito por Rubén Darío García León
  • Publicado en Actualidad
Formación de la fajana lávica en Tazacorte. IEO Formación de la fajana lávica en Tazacorte. IEO

Las anomalías químicas detectadas en las proximidades del delta que ha formado la lava del volcán de La Palma no son "nada comparables" con los efectos que hace diez años se observaron con el nacimiento del volcán submarino de El Hierro, ha dicho la catedrática de Oceanografía Química de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Magdalena Santana.

Es "lógico y normal" que se produzcan esas anomalías cercanas a la franja de interacción entre la colada de lava y el agua del mar, pero no van "más allá", ha señalado Santana, componente del grupo Quima, especializado en acidificación del medio marino.

Ha explicado que, en el caso de El Hierro, la boca eruptiva estaba debajo del agua, donde se inició a unos 350 metros de profundidad, y el volcán creció hasta los 88 metros por debajo del nivel de mar, de forma que los gases que ahora se liberan a la atmósfera hace diez años salieron en el agua.

Gran parte de esos gases se solubilizaron, incluidos los azufre, y por eso en El Hierro se formó sulfhídrico, lo que dio lugar a un ambiente corrosivo y "muy ácido", debido a las emisiones de CO2, bajando el ph en tres unidades.

En el caso del volcán de La Palma, la lava, a medida que discurre hasta el mar prácticamente se desgasifica y lo que se ve en la zona de contacto con el mar es la evaporación del agua que resulta del choque térmico, y lo que se genera es ácido clorhídrico, pero como consecuencia del cloruro de sodio del agua de mar, ha añadido.

El grupo Quima, del que forma parte esta catedrática de Oceanografía Química de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, tomó muestras del agua de mar antes de que la colada de lava llegase, y una vez que llegó y se formó el delta ha vuelto a coger muestras a 15, 50 y 500 metros de separación, distancia ésta última en la que "prácticamente" no se han detectado anomalías.

Magdalena Santana ha declarado que, en su momento, vieron un ligero decrecimiento de pH, localizado principalmente en la franja más próxima, y en profundidad, en la columna de agua, entre los 2 y 5 primeros metros.

También han analizado parámetros como el carbono inorgánico y la alcalinidad, que con el pH dan información acerca de la acidificación oceánica, y han encontrado una ligera disminución de la alcalinidad en las muestras más próximas.

Algo esto último que se debe al choque térmico que se produce al entrar en contacto la lava, que está a más de 800 grados centígrados, y el agua de mar, que está a unos 25.

Magdalena Santana ha comentado que ese choque produce, además de la evaporación de agua, una transferencia de los equilibrios químicos, entre ellos el del bicarbonato y el carbonato produciendo CO2, dióxido de carbono, que se libera hacia la atmósfera, y eso explica la bajada de la alcalinidad.

En cuanto a la anomalía del pH ha apuntado que se debe sobre todo a los cambios que se producen en la temperatura del agua, de unos 2 a 2,5 grados en la pequeña franja.

Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider