HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

España confía en un acuerdo entre los países de la UE para seguir consumiendo un 15% menos de gas


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de España, Teresa Ribera, confió este lunes en que los países de la Unión Europea (UE) den su aprobación a la recomendación de la Comisión Europea de mantener el objetivo voluntario de reducción del consumo de gas del 15 %.

“Las recomendaciones de la Comisión yo espero que se vayan a adoptar sin ningún tipo de problema”, afirmó Ribera ante la prensa a su llegada a un Consejo de ministros de Energía de la UE.

Ribera dijo que los países hoy debatirán cómo seguir manteniendo esa reducción del consumo por parte de Europa a través de la propuestas que hizo la Comisión Europea tras estallar la guerra de Rusia en Ucrania, encaminadas a reducir la dependencia del gas natural ruso.

Ahora, Bruselas ha transformado la obligación de reducir un 15 % la demanda de gas en una recomendación para mantener esa tendencia a la reducción de las importaciones y del consumo del gas natural en los Estados miembros, recordó.

“Es uno de los elementos más importantes no solamente para reducir nuestra dependencia, sino también para fortalecer nuestra capacidad de impulsar la transición energética en el continente europeo”, aseveró la vicepresidenta española.

Indicó que la situación de hoy, “afortunadamente, no tiene nada que ver con la situación del año 2022, ni en términos de consumo ni en términos de dependencia del exterior tan focalizada en Rusia”.

“Esa reducción se ha producido en estos años, pero yo creo que es importante seguir manteniendo ese mensaje”, apostilló.

En cambio, Ribera descartó que España vaya a prohibir de forma unilateral el gas natural licuado procedente de Rusia, como Lituania pide que haga el conjunto de la UE, en 2027.

La vicepresidenta tercera defendió la necesidad de alcanzar un acuerdo sobre este asunto a nivel comunitario "lo antes posible", pero rechazó la posibilidad de que el Gobierno actúe por su cuenta, apuntando a que no sería una medida eficaz si Francia, por ejemplo, hiciese lo contrario.

Por otra parte, Ribera indicó que hoy abordarán otros asuntos en el Consejo, como la manera en que se puede garantizar la existencia de mercados flexibles e “integrar un volumen creciente de energías renovables sin que se pierda por el camino por que las redes no sean capaces de incorporarlos”.

En definitiva, “de qué forma el almacenamiento se convierte en una realidad en nuestro país y en nuestro continente, y cuál es el papel de la Comisión al respecto”, dijo.

Durante el almuerzo de trabajo, los ministros tratarán además la situación de la industria fotovoltaica y cómo garantizarle unas condiciones de mercado que “aseguren su plena capacidad de ser uno de los baluartes para una mayor producción industrial, para una mayor autonomía estratégica”, comentó Ribera.

Puso de relieve la importancia de España en ese sector, pero alertó de que buena parte de la cadena de valor sigue procediendo de terceros países no comunitarios.